La morosidad en los pagos es una de las mayores preocupaciones de los propietarios que deciden entrar al mercado del alquiler. Sin ir más lejos, reducir el riesgo de impagos es la principal demanda de los arrendadores, según un análisis realizado en Spotahome. Esta se suma a otros factores que los propietarios tienen en cuenta a la hora de alquilar su vivienda, como conocer con antelación la solvencia de los posibles inquilinos o contar con información suficiente para ajustar el precio del arrendamiento.

La pandemia acentuó la inquietud de los propietarios por la morosidad, ya que durante los primeros meses la tasa de impagos del alquiler se triplicó y llegó a aumentar casi hasta un 70 % durante la segunda ola, tal y como estimaba el año pasado un estudio del Fichero de Inquilinos Morosos. Asimismo, el informe también señalaba que los inquilinos dejaron a deber de media ese mismo año 6.373 euros a los arrendadores en España.

Ante el riesgo de fraude y de morosidad, es importante que los intermediarios profesionales ofrezcan garantías de seguridad a los propietarios que les confíen sus viviendas. Y es de lo que tratamos en Spotahome, donde nuestro equipo se sirve de las últimas tecnologías para  que el pago de las mensualidades sea la última de las preocupaciones de nuestros propietarios.

Ya en la edición de Sima Otoño de 2021 presentamos nuestro nuevo sistema de pago garantizado, que cubre el precio del alquiler si se diera el caso de que el inquilino deje de pagar la renta. Además, también aseguramos que el pago se efectúa el día 10 de cada mes. Esta cobertura se integra junto al resto de servicios de calidad que ya ofrecemos en la compañía.

Tanto en nuestros planes Spotahome Plus como All-In garantizamos a nuestros propietarios el pago puntual de la mensualidad, independientemente de lo que ocurra. Esta incluye protección del alquiler hasta por seis meses, desde el momento en el que el inquilino deja de pagar la renta hasta la finalización del contrato. Si el caso fuera que el inquilino abandona la vivienda sin avisar con los 30 días de antelación firmados, Spotahome se encargará del pago del alquiler de los días restantes.

La seguridad, clave para Spotahome

En esta línea, como otro cortafuegos más en la protección del alquiler, Spotahome firmó en 2021 un acuerdo de colaboración con Homeppl, compañía británica de referencia en la verificación de inquilinos. Homeppl es experta en detectar posibles situaciones de fraude y corroborar la capacidad de pago de los inquilinos. Así, a través de procesos de open banking, por el que se comparte información financiera de forma online y en condiciones de plena seguridad, la compañía evalúa la solvencia de los potenciales arrendatarios, como una garantía extra en nuestra oferta de alquiler seguro.

Como parte del proceso de verificación, Homeppl va más allá de evaluar la situación financiera de los inquilinos. La compañía también se encarga de comprobar tanto la identidad de los inquilinos –a través de documentación oficial como pasaportes, permisos de residencia o de conducir– como el historial de residencia –a través de extractos bancarios o facturas de servicios públicos–.

Al ser fundamental la cuestión de seguridad para Spotahome, esta también aplica a la integridad del inmueble. En nuestro plan estándar incluimos protección ante daños de hasta 500 €, aunque en las opciones premium la protección se amplía hasta el valor de dos mensualidades. Igualmente, desde la plataforma recomendamos a los propietarios a realizar un inventario de check-in y check-out para la reclamación de cualquier daño, aunque si no fuera el caso –porque no es necesario realizar el inventario–, nos basaremos en las fotografías, vídeos y tours virtuales del apartamento para tasar la cobertura de indemnización.