Texto por MANDY LUTMAN - Traducción por María de Los Ángeles Morales-

Al tener tantas otras ciudades cerca, Valencia suele pasar desapercibida como destino donde pasar el resto de tu vida. Pero la verdad es que vivir en Valencia es una experiencia absolutamente fascinante. El sol, la playa y, por supuesto, la mejor paella que puedas encontrar. ¿A quién no le apetece? No te pierdas las 10 cosas que tienes que saber sobre vivir en Valencia. Haz las maletas, ¡nos mudamos a Valencia!

Valencia

1. En Valencia siempre hace sol

Parece obvio. Pero hablando en serio, el tiempo es fantástico. Incluso la temperatura media en invierno suele ser de alrededor de 17ºC (63ºF), lo que implica que puedes vivir en Valencia sin tener que comprarte un abrigo. Por supuesto, como siempre hace sol, también implica que tendrás que invertir en instalar aire acondicionado en tu vivienda. Te será de gran utilidad especialmente en verano.

2. Estarás rodeado de gente estupenda

Quizás sea por el mar, o quizá por el sol. Pero los extranjeros que viven en Valencia cuentan que la gente normalmente es muy amable. Lógicamente, puede que te encuentres con alguien más cerrado, como en todas partes, pero es probable que puedas empezar una conversación con casi cualquier persona que te encuentres.

3. El coste de la vida es extremadamente bajo

Una de las mejores cosas que tiene Valencia es el coste de la vida. Es fácil encontrar un apartamento en el centro de la ciudad por unos 600€, e incluso menos. Y alquilar una habitación en un piso compartido es mucho más económico. Ni punto de comparación con Londres. La alimentación y muchas otras cosas son bastante más asequibles, por lo que Valencia es la ciudad perfecta.

4. Las Fallas son una pasada

¿Te imaginas una semana entera de fuegos artificiales y pirotecnia? Pues vivir en Valencia es la opción definitiva. ¡Las Fallas son una pasada! Aunque es un acontecimiento muy popular entre los turistas y los propios valencianos, hay mucha gente que prefiere huir de la ciudad durante esos días y escapar de esa locura, aunque muchos vecinos disfrutan participando y ayudando en los preparativos cada año.

5. Vivir en Valencia puede resultar muy ruidoso

Valencia tiene fama de ser una ciudad ruidosa, especialmente si vives en el centro. Hay muchos bares y locales en la parte baja de los bloques de pisos, tienes que invertir dinero para tener un buen aislamiento contra el ruido. Además, la mayor parte del ruido procede de la gente, no del tráfico.
calle-valencia

6. Siempre hay algo que hacer

Como muchas otras ciudades, Valencia es una especie de caja de sorpresas. Nunca te aburrirás. Y si lo haces, siempre puedes dar un paseo por la playa o acercarte a uno de los pueblos cercanos a la ciudad. Que no se te olvide aprovechar para visitar sus museos fuera de las horas más concurridas.

7. No hay demasiado turismo

En comparación con otras ciudades españolas, Valencia no aparece en los primeros puestos en cuanto a la visita de turistas. En 2016, los informes arrojaron que 6.3 millones de turistas internacionales visitaron la ciudad, una cifra relativamente baja en comparación con otras ciudades similares. ¡Puedes tener la ciudad casi para ti solo!

8. Tiene mucha historia

Una de las mejores cosas de vivir en Valencia es que está rodeada de historia. Incluso puede que tu casa esté rodeada de historias increíbles. Desde preciosas plazas a deslumbrantes iglesias, te llevará algún tiempo conocer toda la historia de esta gloriosa ciudad.

9. Te volverás adicto a la paella

Una de mis amigas estuvo un par de años viviendo en Valencia. Antes de llegar, no soportaba la paella, pero después de su estancia, me hablaba de los diferentes tipos y dónde comer la mejor paella de la ciudad (en Casa Salvador, por si te interesa saberlo).
paella-1

10. Todo está cerca

Todo te pilla cerca, como Madrid, Barcelona o Andalucía, solo tardarás unas horas en llegar. Y qué decir de Mallorca: ¡solo a una hora de avión!

¿Qué es lo que más te gusta de vivir en Valencia? ¡Cuéntanoslo en los comentarios!