Texto Original Haley Spector, traducción por Víctor Zamorano

Mudarse a un país nuevo es siempre una aventura. No importa si te mudas por un trabajo, a estudiar, para trabajar como nómada digital o debido a una relación, descubrirás sí o sí que tu nuevo hogar tiene rasgos inesperados. ¡Es lo que hace tan excitante viajar y mudarse a países distintos!

Este mes hemos preguntado a expatriads en la Comunidad Digital Nomad Girls qué les hubiera gustado saber antes de mudarse a Alemania.

Hemos seleccionado para ti las repuestas más sorprendentes y relevantes:

  1. Nicole, que escribe sobre su vida en Berlín en Unsettled Down, tiene unas cuantas perlas de sabiduría para compartir con nosotros. Tras vivir en su hogar adoptivo durante cinco años, tiene un buen repertorio de conocimientos sobre la vida en Alemania. “En el Kneipe (pub), golpear con los nudillos en las mesas de la gente es una forma de saludo. Un toque significa hola, dos toques significan adiós.”

Cervezas-Alemania

  1. “Además, desde una perspectiva estadounidense, si preguntas ‘¿cómo estás?’, prepárate para una respuesta completa y una honestidad brutal. ¡Lo aprendí por las malas al principio!”

  2. “En el trabajo, sigo sin acostumbrarme a que en tu cumpleaños lleves tarta para todos a la oficina y no al revés.”

  3. Jemma Porter, de Escocia, una bloguera en Portugalist, dice “me gustaría haber oído algo acerca del ‘Ruhezeit’ (las horas tranquilas entre la una y las tres de la tarde, las diez de la noche y las siete de la mañana, el domingo entero y los días no laborables). Me metí en problemas con los vecinos durante una sesión de Nike+ especialmente vigorosa a la hora de comer (ups…).”

  4. Irina Harau, de Rumanía, tiene algunos consejos estupendos para los que se van a vivir a Alemania por trabajo. “Los impuestos son muy altos y dependen de distintas cosas (cómo de alto es el sueldo, si estás casada o no, si tienes hijos…). El empleador te suele dar el salario “sin impuestos” y te deja averiguar la cantidad “con impuestos” por tu cuenta. Si tienes un trabajo a tiempo completo y eres espabilado con tu declaración de impuestos puedes encontrarte con una devolución a final de año. Pero tienes que declarar TODOS tus ingresos y propiedades, no sólo los que tienes en Alemania, sino también en tu país de origen.”

  5. “En cuanto a extravagancias: los alemanes ADORAN mezclar su zumo (sea de manzana, naranja, maracuyá o multifruta) con agua con gas. Se llama Schorle.” Es imprescindible probarlo, en especial la clásica versión de manzana, Apfelschorle. Sabroso como el zumo, refrescante como el agua.

  6. La profesora de yoga Marjolaine Savoie, de Quebec, tiene un montonazo de cosas que le hubiera gustado saber. “Tienes que llevar dinero contigo porque hay muchos sitios que no aceptan tarjetas, todavía no me he acostumbrado a eso. También tienes que pagar por el agua en los restaurantes porque no existe algo como el agua gratis.”

  7. Alemania es conocida por su cerveza, sus salchichas y su pan. “Los alemanes adoran su pan, y siempre puedes pasarte por una panadería y comprar un riquísimo pretzel o repostería. Pero no sabía que hacían bocadillos con una sola loncha de carne y que normalmente no llevan una rebanada de pan encima.”

  8. Los alemanes se toman muy en serio las normas y llevan la puntualidad a cotas desconocidas. “Cuando una tienda cierra a las nueve, quiere decir a las nueve, todo el mundo ha salido de la tienda y el tendero está haciendo la caja. Para compradores de última hora como yo es un problema; aunque sólo quiera comprar una botella de agua y entre diez minutos antes de que cierre la tienda, te dirán que te des prisa y que vengas antes la próxima vez, con cara de gruñones y siguiéndote por todas partes para asegurarse de que te vas a tiempo” dice Marjolaine.

  9. Sarah, de Bélgica, nos dio un buen consejo sobre el idioma. “Cuando hace calor no dices ich bin heiss, sino mir ist heiss.” Una diferencia sutil pero importante, una significa “estoy caliente” y la otra “hace calor”.

  10. Sarah Kraynick, de Ámsterdam, compartió algunas de sus experiencias haciendo amigos en Alemania. “Los alemanes no son simpáticos con los extraños ni hacen amigos fácilmente. Puedes estar esperando un año o así hasta que surja un ‘pásate a tomar un té’. Pero si te llega esa invitación a un hogar alemán habrás entrado en el ‘estatus de amigo’, y eso puede ser genial. Es como que te toque la lotería. Seréis buenos amigos por largo tiempo.”

Alemania

  1. Nives, de Linz en Austria, señaló lo diversa y variada que es Alemania. “Alemania no es Alemania. El sur de Alemania es tan diferente del norte de Alemania, y Alemania oriental también es diferente. La cultura, la mentalidad, el dialecto, el coste de la vida y la cantidad de dinero que puedes ganar son muy diferentes en cada parte de Alemania. Incluso los días festivos y la ética del trabajo son diferentes” nos contó. Consejo de insider: si quieres potenciar tus días festivos vete a Baviera, que es donde más fiestas oficiales tienen de toda Alemania.

Desde lo práctico hasta lo peculiar, hay unas cuantas cosas que, definitivamente, sorprenderán a cualquier expatriado que se muda a Alemania. Con suerte este post te preparará un poco para el shock cultural que se avecina.

¿Eres expatriado viviendo en Alemania o te vas de Erasmus allí? ¡Por favor, comparte tus particularidades alemanas preferidas en los comentarios de aquí debajo!

Otros artículos que te puede interesar leer: