Texto por Sabrina Andres Sachs – Traducción de María de los Ángeles Morales

Si estás pensando en mudarte y buscar trabajo en Italia, entender cómo causar una buena impresión que no sea positiva, sino también destacable, aumentará tus posibilidades de conseguir el trabajo que deseas y derrotar a los rivales.
Estos son los mejores consejos que he recopilado de mi experiencia previa como reclutadora de personal:

1. Un CV y una Carta de Presentación que destaquen

Asegúrate de que tu CV y tu carta de presentación estén actualizados y adaptados para ese puesto de trabajo específico. Eso es lo primero que debes hacer cuando te prepares para una entrevista de trabajo (en Italia o en cualquier otro lugar).

2. Investiga un poco

El segundo paso es familiarizarse no solo con el puesto en sí, sino también con la empresa, el sector y la competencia. El sitio web de la compañía, Internet y noticias de fuentes fiables son excelentes formas para encontrar toda esta información. Después de todo, cuanto más sepas en la entrevista, más fácil te resultará transmitir tu preparación e investigación del trabajo y la empresa que te interesa.

apreton-manos

3. Vístete para impresionar

Como sabes, los italianos le dan mucha importancia a la apariencia. Así que si viste de la manera correcta es probable que aumenten tus posibilidades de conseguir una segunda entrevista o de que te contraten.
Para vestir de manera correcta, de nuevo te aconsejo que investigues muy bien la empresa y el sector (¡Hola, Google!). Por ejemplo, no lleves un traje súper elegante si te van a entrevistar para un puesto de peluquero o camarero. Siempre se debe evitar ir muy maquillada.

4 Saludo e Introducción

Puede que hayas visto en la televisión que en Italia todo el mundo besa a todo el mundo. Bueno, pues en una entrevista de trabajo, no. Es un no-no-no absoluto. Un apretón de manos combinado con un contacto visual firme es la estrategia ganadora.

5. Trabaja tu confianza

Permitidme compartir con todos vosotros un secreto de mis 10 años de experiencia entrevistando (contratando y despidiendo) a altos ejecutivos y gerentes: la clave es la CONFIANZA. Pero ten en cuenta que la arrogancia es otra cosa y es mejor que no lo hagas, pero un candidato seguro tiene un 200% más de posibilidades de que lo llamen para una segunda entrevista.

6. Transparencia

En Italia, pero también en cualquier otro lugar del mundo, es importante que seas transparente con el entrevistador. Por lo tanto, debes ser claro de por qué estás solicitando un determinado puesto de trabajo, no digas solo que necesitas el dinero.

portatil-maletin-1

7. Es esencial la Formalidad italiana

Como ya sabrás, en Italia tenemos dos formas de decir dirigirnos a alguien: tú (más cercana) y usted (más formal). Durante una entrevista, utiliza solo la manera formal. Además, si sabes que el entrevistador tiene un título, refiérete a él/ella como "Dottore" o "Dottoressa" o si son abogados, por ejemplo, tendrás que decir "Avvocato + apellido". Nunca uses su nombre, a menos que te digan que lo hagas.

8. No hables de tus aficiones

Mientras que en el extranjero hablar sobre tus pasiones y pasatiempos podría ofrecer una mejor comprensión de tu personalidad, en Italia todo eso se considera superficial y, en definitiva, no esencial. Durante una entrevista es mejor hablar sobre lo importante. Como siempre, obviamente depende del tipo de trabajo que estés solicitando.

9. Sé puntual

Vale que los italianos siempre llegan tarde a las reuniones sociales, pero valoran mucho la puntualidad en el entorno empresarial. Debes llegar a la entrevista unos 15 minutos antes y NUNCA tarde.

10. Que no se te olvide sonreír

Una sonrisa es una muestra de que no te asusta la situación y de que incluso puede que estés disfrutando la experiencia. Así que ¡que no se te olvide sonreír!

Y ahora, ¡a por ello! Solo recuerda que vivir en Italia arruinará tu vida para siempre.