Texto de Autor Invitado: Eylul Deniz Basok - Spotahome Student Ambassador – Traducción de María de los Ángeles Morales Soto

Vale, ya has estado en todas las atracciones turísticas famosas de Estambul, incluso has cruzado al lado asiático y explorado cada pequeña calle. Ahora te sientes cómodo con entre la multitud y el tráfico loco, has probado todo tipo de kebabs y sabes lo bueno que está el simit. ¿Qué más se puede pedir?
Aunque nos encanta el caos de Estambul, todos sabemos que a veces es necesario escapar a la naturaleza. Hay buenas playas donde se puede nadar o bosques donde se puede acampar y a solo un par de horas en coche.

Turkey

Şile

Şile es en realidad un pueblo de pescadores en la costa del Mar Negro, pero su hermosa arena y el interminable azul del mar atraen a los habitantes de Estambul, que acuden aquí cada verano. Por lo general, está desierto en el invierno, por lo que es una maravilla en ciertas épocas del año, ya que tendrás toda la playa solo para ti. Esta pequeña ciudad tiene 3 partes principales: una es la parte histórica, con casas de madera y un bazar; otra es para los turistas ricos, con filas de villas; y la otra es la parte suburbana donde viven los lugareños.

mapa

Después de un día en la playa, pásate por la parte histórica de la ciudad, disfruta de un plato de hamsi (anchoas fritas) y compra las famosas camisas de algodón confeccionadas aquí, conocidas como Şile Bezi. También hay un faro - Şile Feneri - que vale la pena visitar. Ten en cuenta que cerca del faro hay muchos moteles por si te enamoras de Şile y decides pasar la noche allí.
Consejo muy útil: en Turquía no tenemos océano, pero si eres un adicto a las olas, como yo, mira el pronóstico del tiempo porque en Kefken, un pequeño pueblo al este de Şile, puedes encontrar buenas olas para surfear.
Si no trajiste tu tabla, no te preocupes, incluso hay una escuela de surf donde puedes alquilarla. Piensa en cómo contarles a tus amigos sobre cuando visitaste Estambul ... ¡a surfear!

Polenezköy

Una de las cosas que más me gusta de este sitio es el viaje hasta llegar allí. Te verás atrapado en un atasco, rodeado de coches agresivos, pero pronto entrarás en el vacío y comenzarás a cuestionarte lo pequeños somos conforme avanzas con todos esos enormes árboles a ambos lados de la carretera. Solo apaga la radio, abre la ventana del coche y escucha el sonido del silencio.
Polenezköy - conocida como Adampol - era en realidad un pueblo polaco que se estableció en 1775, después de que Polonia fuera invadida por sus vecinos Rusia, Austria y Prusia. El Imperio Otomano ayudó a Polonia y a los inmigrantes polacos al darles este lugar celestial. Todavía hoy, quedan alrededor de 80 polacos aquí, que mantienen viva su propia cultura e historia.
En cuanto llegues al pueblo, te dan la bienvenida una iglesia y un cementerio católico para recordarte la historia especial de este pueblo. Ofrece mucho más si estás dispuesto a explorar una cultura única y el pasado de este pueblo polaco y sus habitantes. Encontrará la Casa de la Memoria de Zofia Ryży y la Casa de la Cultura de Adampol-Polonezkoy, donde se muestran la historia y fotografías del pueblo.

Yo recomiendo que des un paseo por el camino de 5 km, donde te verás rodeado de bosques de pinos, robles, carpes, abetos y castaños. Prepárate para ver unos tonos de verde que no habrás visto jamás.
Y ahora, ¡te mereces un enorme desayuno turco!

Princes' Islands

Las Princes’ Islands (Adalar en turco) son una cadena de 9 pequeñas islas en el Mar de Mármara. De esas nueve islas, solo cuatro de ellas están abiertas al público: Büyükada, la más grande y popular, Burgazada, Heybeliada y Kınalıada.

Estas islas son el único lugar en mi lista donde puedes llegar en transporte público. Desde Beşiktaş o Kadıköy, se coger un ferry regular o un autobús marítimo. Los autobuses marítimos son más rápidos, tardan 55 minutos como máximo, y cuestan 10 liras turcas (2 euros). Los ferris regulares son más lentos y pueden tardar hasta 1 hora y 40 minutos, dependiendo de la cantidad de paradas que haga. Sin embargo, son mucho más baratos, 5 liras turcas (1 euro) y hacen más viajes de ida y vuelta.
La característica principal de cualquiera de estas islas es que no verás ni oirás ningún automóvil durante tu estancia. Como lo lees. Todos los vehículos motorizados están prohibidos.

El principal medio de transporte en las islas son carruajes tirados por caballos y bicicletas. Sin embargo, durante el período de verano, especialmente los fines de semana, puede que esté un poco abarrotado. Definitivamente vale la pena una excursión de un día para hacer senderismo, dar un paseo por los bosques de pinos o pasar la noche en una cabaña victoriana de madera.
Turkey

Kilyos

Kilyos se encuentra en el lado europeo, de nuevo en la costa del Mar Negro. Si vas en coche, pasarás por el hermoso bosque de Belgrad, que podríamos añadir a la lista como otro punto de interés.
Si te apetece caminar o correr, para y disfruta del camino de 6 km donde te acompañará el olor de los pinos y las aves. Si no, puedes detenerte en uno de los restaurantes de la carretera y disfrutar de una típica albóndiga o carne/pescado a la parrilla.

Sabrás que está en Kilyos cuando veas el castillo histórico que data del período genovés. Durante el período de verano, especialmente los fines de semana, se llena de gente, ya que es el lugar de escape más famoso para los habitantes de los alrededores. Cabe señalar que existe una fuerte resaca y marea baja, por lo que el mar puede ponerse muy revuelto de vez en cuando, pero hay áreas protegidas con salvavidas para los nadadores más atrevidos.
La singularidad de este lugar es la amplia gama de deportes acuáticos, festivales de música y clubes de playa. Disfruta de un día activo y prueba a hacer windsurf, kitesurf o esquí acuático. Y después, puedes disfrutar de un cóctel con una hermosa vista.

Yedigöller National Park

¡Por último, pero no menos importante, este es mi lugar favorito para acampar!
El nombre significa Siete Lagos, porque en realidad hay 7 lagos en la zona. Lo más destacado de este lugar es que cambia completamente cada temporada. Durante el invierno, toda la zona es blanca, ya que descansa bajo la nieve. En otoño, puedes encontrar literalmente todos los colores a medida que las hojas adoptan diferentes tonos de rojo y amarillo. En primavera y verano, es la combinación perfecta de sol y vegetación que purificará tu alma.

Si puedes ir en un día laborable, habrá menos gente y la experiencia será más agradable. Prepárate para conducir por caminos difíciles y trae todo lo que necesites. De todas las de la lista, esta escapada es la más lejana de Estambul, así que deberías considerar pasar al menos una noche para disfrutarla al máximo. Puedes elegir entre quedarte en los bungalows en el bosque o en tu propia tienda en el área de acampada, donde puedes usar las instalaciones públicas, como WC.
Por la noche, te acompañarán miles de estrellas durante la acampada, y diferentes animales animarán tus sueños (en la distancia, no te preocupes que no pueden entrar en la zona de acampada).

P.S. ¡No te olvides de llevar la cámara! Aunque no seas fotógrafo, este sitio sacará lo mejor de ti 
¿Has estado en Estambul? ¿Cuáles son tus mejores consejos? ¡Cuéntanoslos en los comentarios!

¿Necesitas más consejos para planear tu próximo viaje a Estambul? No busques más: Quizás estés pensando en trasladarte allí. Encuentra tu próximo hogar en Estambul con Spotahome.