Llegó el mes preferido de los valencianos, marzo, el mes en el que celebran una de las fiestas más famosas del mundo entero. De hecho, recientemente Las Fallas han sido reconocidas como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por parte de la Unesco. Un premio internacional a repartir entre toda la población de Valencia que se involucra en cuerpo y alma en esta festividad.

Si es la primera vez que vas a acudir a estas históricas fiestas, aquí te dejo una serie de consejos para que nada te falle durante las Fallas de Valencia.

Planear el viaje

Si aún no tienes billetes, en mi opinión, si te gusta el ajetreo, los mejores días son del 15 al 19 de marzo, que además, coinciden con el fin de semana. Se junta más gente por metro cuadrado y de lo más espectacular es "La Cremá", cuando se queman todas las fallas que durante tanto tiempo y empeño han construido los valencianos. Si ya no quedan habitaciones en el centro de Valencia o no tienes ningún amigo viviendo allí, una buena opción es buscar hotel en los pueblos (muchos con playa, como Cullera a los que se puede llegar en tren de Cercanías, así no tendrás que preocuparte del coche (la ciudad está prácticamente cortada) y te ahorrarás un buen dinero, pues Valencia, en Fallas, es sinónimo de Aforo Completo y subida de precios. Incluso, quién sabe, igual hasta descansas más porque no hay una "despertá" o "mascletá" improvisada mientras te recuperas de una larga noche...

janis-skribans-414627-unsplash.sp

Indumentaria

Donde fueres, haz lo que vieres. Es uno de los refranes españoles más sabios. Lo bueno de las Fallas de Valencia es que con tan sólo el pañuelo típico ya podemos ser uno más. Son muy fáciles de adquirir en estas fechas: quioscos, tiendas y hasta los típicos "chinos" los tienen bien visibles. Hay trajes regionales más elaborados, pero esos son para los auténticos locales.

Petardos y pólvora

La primera vez que fui a las Fallas, llegué un miércoles por la noche. A la mañana siguiente, salí tranquilamente a desayunar y de repente... ¡Pa, pum, pa, pum! Se me paró el corazón durante unos instantes y estuve a punto de tirarme al suelo. A veinte metros, un grupo de expertos pirotécnicos, de unos 10 años, preparaban sin inmutarse ni por el ruido ni la explosión, una nueva traca...

soren-sandbothe-46417-unsplash.sp

Gastronomía

Piensa que si realmente quieres disfrutar de una buena paella valenciana o de una comida tranquila quizá debas volver en otra ocasión. Los restaurantes buenos están reservados desde hace tiempo. Puedes intentarlo de todas formas, en los restaurantes de la playa de la Malvarrosa, más alejada del meollo, como por ejemplo en L'Estimat. o en Borjazcutia. Si no, siempre te quedarán los puestos callejeros, pues en las Fallas, Valencia se llena de ellos. También tienes que probar los típicos buñuelos de calabaza.

IMG_2273.sp

La Nit del Foc

No te pierdas esa mágica noche, del 18 al 19, en la que durante 20 minutos (sobre la 1 am) hay fuegos artificiales. Los valencianos recomiendan que se llegue un par de horas antes por la gran afluencia de gente que no se pierde el espectáculo. A cualquier orilla del río Turia son visibles, aunque todo el mundo recomienda el paseo de la Alameda.

Las Fallas antes y después

No sólo hay que darse un paseo por los mejores barrios y plazas de Valencia para ver las esculturas antes de que sean quemadas, también merece la pena, para tener en cuenta la magnitud del esfuerzo que le ponen estos artistas falleros, de cómo eran los bocetos antes de dar el salto a las tres dimensiones. En esta web puedes ver los mejores de 2018.

Y si despúes de estar en Las Fallas decides mudarte a Valencia... no te pierdas los pisos que tenemos allí. ¿No te lo crees? Echa un vistazo a nuestro Instagram