Siempre ha sido un barrio precioso, con cierto aire de grandeza, con variedad cultural, una arquitectura afrancesada y con fachadas dignas de inclinar la cabeza hacia arriba. Un montón de tiendas de moda más única se han establecido en las calles de este emblemático barrio de Madrid. Y desde los últimos años, han sido las aperturas de locales y restaurantes las que no han dejado de sucederse. Ahora también es un auténtico barrio gastronómico. Las Salesas se ha convertido en el nuevo barrio foodie de Madrid, aunque los que instauraron el famosísimo Café Gijón, allá por 1888, ya descubrieron el potencial de este atractivo distrito madrileño.

La oferta gastronómica es muy amplia, lo cierto es que se puede pasar el día, desde primera hora de la mañana hasta altas horas de la madrugada sin necesitar salir de este barrio. En Las Salesas se puede desayunar, brunchear, tomar el aperitivo, comer, tomar un exquisito café, merendar, irse de cañas, cenar, tomar la primera copa… Además, la horquilla de precios es muy amplia: hay desde bares de toda la vida, para ir a diario, y restaurantes dos estrellas michelín, para una ocasión especial.

casey-lee-105763-unsplash.sp

A continuación te explico todo lo que tienes que saber sobre este bonito barrio gastronómico al alza: las Salesas.

¿Qué zona comprende?
Los puristas lo delimitan desde el este del Paseo de Recoletos hasta las calles de Barquillo, Fernando VI, la concurrida plaza de Santa Bárbara y la calle Génova.

¿Por qué se llama así?
El barrio tomó el nombre por el antiguo Convento de la Visitación de Nuestra Señora, conocido como Convento de las Salesas Reales, ubicado en la misma plaza de las Salesas.

Dónde desayunar

Mamá Framboise. Esta pastelería que te traslada a París desde que entras, por el olor a cruasán recién hecho, hasta que te sientas (incluso a veces toca compartir mesas grandes, a la europea, está creada por un asturiano, un chef pastelero que merece la pena probar. Pastelería elaborada con productos naturales y mantequilla, hojaldres, tartaletas y tartas, macarons, bizcochos y galletas... Déjate seducir por su extensa carta o simplemente asómate a su enorme vitrina para elegir mejor qué te apetece. Para los no amantes del dulce o del chocolate (que creo que existen) también hay una gran variedad de opciones saladas de la mejor calidad.
El primer local inaugurado de Mamá Framboise está aquí, en Las Salesas, en la calle FErnando VI, 23 y abre de 9 a 21.

1f7a01c6-cb1c-4ef4-861d-4739299c8f6c

Dónde comer

Krachai: un pequeño restaurante tailandés ubicado en la Calle de Fernando VI, 11. El ambiente de este auténtico local thai es refinado y en la carta te explican que los platos van desde la P (Poco Picante) hasta la PPPP (Extremadamente Picante), así luego no hay sorpresas. Sus satay, sus dumplings, sus curries y sus woks son exquisitos.

cd2e2bcd-974a-410e-95c8-c4814930ddd6

Lady Madonna: este restaurante con mucho gusto decorativo se encuentra en la Calle Orellana, 6. Desde las 12:00 se puede comer y los fines de semana brunchear. Es un sitio ideal para ir con amigas y compartir platos. A mí me gusta mucho la terraza (cuatro mesas) porque a pesar de estar en pleno centro de Madrid, es una calle muy silenciosa desde la que se puede vislumbrar las bonitas fachadas del barrio.

Dónde cenar

Sexto: este precioso local no tiene pérdida, se llama Sexto, y está en el número 6 de Fernando VI, frente al majestuoso edificio de la SGAE. Pulpo de roca, ensaladas de quinoas con langostinos, tataki de atún, tartares... Cocina de mercado y muy mediterránea.

Dray Martina Otro local multifuncional. Es perfecto para una primera cita, en las pequeñas mesas que dan a las ventanas de la calle Santa Teresa, o para ir con las amigas a una mesa redonda para escuchar bien las historias de todas. Se entra por la calle Argensola, 7 y aquí también se puede desayunar, brunchear... De hecho, su horario es extensísimo de 8:00 de la mañana a 1:00 y los sábados y domingos de 11:00 a 1:00. La cocina es entre mediterránea e internacional.

eb9ebe31-a111-4ccc-99c8-66a8b4e9d91b

Para comer con las manos

Aunque no es obligatorio, siempre te ponen cuchillo y tenedor, en las Salesas también se pueden comer buenos bocadillos o hamburguesas en locales rompedores.

niklas-rhose-14304-unsplash.sp

MEAT: La banda sonora es rock o jazz y la decoración totalmente industrial, a algunos les recuerda a una antigua carnicería otros a un garaje. Este local sin duda está inspirado en Nueva York y es ideal para maridar cócteles con burgers, empezar la noche, o para superar la resaca. Está en la calle Santa Teresa, 4.

Bocadillo de Jamón y Champán: su nombre lo dice todo, no da lugar a equívocos. Un buen bocadillo de jamón ibérico es de los mejores manjares de la gastronomía española. Todos los bocadillos que he probado (incluso alguno sin jamón ibérico) están exquisitos. Si un día no te apetece cenar con mantel o tienes antojo de un buen bocata, éste es tu local. Acompáñalo con vino tinto, como toda la vida, o con una buena copa de champán. El maridaje también es perfecto.

¿Te ha entrado hambre? A mí sí, ¡así que me voy directa a Las Salesas! ;)