Texto por The Globetrotter Guys - Traducción de María de los Ángeles Morales
España en general es conocida por su "cultura de las tapas", pero la mayoría de los turistas que visitan el país no viven totalmente el concepto genuino y local de las tapas.

Cuando llegamos a Madrid, como la mayoría de los turistas, pensamos que ir de tapas era ir a un restaurante y pagar muchos platos españoles diferentes para compartir. Pero esto no es estrictamente cierto y, sin duda alguna, no es como lo hacen los locales.

templo-de-debot

La idea básica de las tapas es que cuando vas a un bar y pides una bebida, el camarero te sirve un plato pequeño o una ración de comida gratis, no tienes que pagarla. Y esta comida gratis es lo que se conoce como 'una tapa'.
Cuando nos encontramos con esto por primera vez, siendo nuevos en Madrid, estábamos confundidos porque no sabíamos si teníamos que pagarlo o no, pero no fue el caso.

Ahora bien, no es algo que te encuentres en todos los bares, y el nivel y la generosidad varían mucho. Algunas porciones serán más grandes que otras; algunos solo serán un bocadillo, pero obviamente siempre puedes pedir (y pagar) más si lo deseas.

Madrid-de-noche

Entonces, ¿de dónde viene la idea? Hay un par de leyendas diferentes sobre las tapas y puedes decidir por ti mismo con cuál prefieres quedarte:

  1. Un día, el Rey de la época acudió a un bar y pidió una copa de vino. El camarero estaba muy nervioso y, por supuesto, quería hacer bien su trabajo. Al llevar el vino al Rey, pasó un carro y levantó mucho polvo. El camarero cogió rápidamente un trozo de pan con jamón y lo colocó sobre el vaso. Se le presentó al Rey como 'tapas', que significa literalmente 'parte de arriba'.

  2. La segunda versión implica una ley creada por el Rey. La ley era que se no podía beber con el estómago vacío, que había que tomar alimentos. Los dueños de los bares pensaban que iban a perder mucho volumen de negocio y, en respuesta, decidieron comenzar a ofrecer tapas gratis con cada compra de bebida para sortear la ley.

Hemos probado una buena cantidad de locales, pero desde que Sion comenzó a trabajar para Strawberry Tours, ha podido obtener una visión de primera mano de la cultura local de las tapas. Aquí es donde debes ir para vivir la noche perfecta de tapas locales:

bar

Refra

Este es el mejor lugar para comenzar la noche. Es un bar / restaurante muy familiar y rara vez verás turistas.

Cuando pidas una bebida aquí (vino / cerveza 2,50€ / 3,00€), la típica tapa gratis será jamón, paella o berenjena, entre otros.

Si quieres más, su especialidad son las croquetas de jamón y bacalao que son deliciosas (4 por 4 €). También recomendamos probar los torreznos, que es panceta de cerdo, pero perfectamente condimentada (2,70 € para dos personas).
Calle de Santiago, 4, 28013 Madrid

cartel-de-croquetas

Ramales

Aquí puedes sentarte fuera y contemplar el lateral del Palacio, es un entorno precioso.

La especialidad del Ramales son los 'pinchos', que son trozos de pan con diferentes ingredientes deliciosos y con un palillo en el medio para mantenerlo todo junto.

Durante la hora feliz, puedes pedir una bebida y pincho por 3,50€ en total.

En cuanto a las tapas gratis, para grupos grandes a veces ofrecen patatas bravas. Si no, ponen unas patatas fritas para picar.

copas

Este lugar ha ganado premios por un pincho en particular: pimiento dulce con bacalao, coronado con mayonesa y miel.
Plaza de Ramales, 28013 Madrid

Toma Jamón

Si aún no has probado el jamón ibérico, debes venir aquí. España se toma su jamón ibérico muy, muy en serio y es toda una delicia.

Para que un cerdo se considere de calidad ibérica, solo puede comer bellotas, tener mucho espacio para recorrer y tener un entrenador personal que lo persiga dos veces al día para mantenerlo delgado. La carne se cubre con sal y se deja colgada hasta 2 años para que se cure.

pan-jamon-y-queso

Se tarda un par de años de entrenamiento en aprender a cortar un jamón. Podemos garantizar personalmente que este lugar no solo tiene jamón de muy alta calidad, sino que también lo cortan a la perfección y también se sirve de manera muy profesional.

Este lugar es un poco más caro, 3,50€ por una copa de vino con unas patatas fritas y unos aperitivos. Un plato mediano de jamón vale 9€ (esto es en el interior, hay un cargo extra por comer al aire libre) y va bien para tres personas. Además, incluye pan y biscotes.

Calle de Vergara, 14, 28013 Madrid

Taberna Los Ángeles

En este local puedes sentirte como un madrileño más. Es el tipo de sitio en el que tiras la basura al suelo, lo que para cualquier madrileño, es señal de que un buen bar.

Cuando pides una bebida aquí, te ponen pan y quesos gratis. Si quieres más, tienen un menú completo pero te recomendamos el chorizo a la sidra, que cuesta 3€.

chorizo

Respecto a las bebidas, aquí es donde de verdad te vas a divertir. Puedes pedir una sidra a la que se le tiene que añadir aire antes de beberla. Para hacerlo, se mantiene la botella en alto y el vaso abajo y ¡se vierte! Naturalmente, suele ser un desastre, pero de eso trata este bar, ¡un lugar muy divertido y relajado para terminar la noche!

Costanilla de los Ángeles, 8, 28013 Madrid

Esperamos que esta guía te haya sido de utilidad. Y ten en cuenta que en estos bares el uso del inglés está bastante limitado. Busca cómo pedir cerveza, vino y la factura y te apañarás. Por si todo lo anterior te falla, ¡asegúrate de descargar Google Translate!

¿Buscas alojamiento en Madrid? ¡https://www.spotahome.com/ puede ayudarte!

Quizás también te interese: