Texto por Sabrina Andrea Sachs – Traducción de María de los Ángeles Morales

Todos hemos pasado por eso. Estudiantes, inmigrantes, recién casados, mochileros en un hostal, súper cansados o con miedo a los fogones. Son esos días cuando volvemos a casa totalmente destrozados o con solo un par de ingredientes tristes en la nevera. Bueno, pues ahora vamos recopilar algunas de las recetas más simples que puedes hacer con muy pocas cosas y en pocos minutos. En 2018, olvídate de los alimentos congelados y las comidas preparadas, solo guarda este artículo y ve añadiendo tus propias recetas fáciles en los comentarios a continuación.

1. Pizza

Chicos, soy italiana, así que he tenido que empezar por aquí. Por supuesto, puedes coger el teléfono y pedir una. Y también puedes ir al supermercado y compra una congelada. Pero bueno, se tarda unos 30 minutos en hacer pizza casera y solo con cinco ingredientes: harina, sal, levadura, agua y aceite de oliva. Puede hacer una fiesta de hacer pizza para conseguir los ingredientes más locos y quizás quedar con algunos amigos para la ocasión. Aquí tienes la mejor receta.

pizza-1

2. Salteado de verduras

Esta receta es súper saludable y puedes preparar la versión vegetariana o agregar pollo u otro tipo de carne para darle un toque carnívoro. Solo necesitas una bolsa de verduras congeladas variadas o mejor aún, compra tú mismo las verduras frescas en el mercado. Cocina el arroz o los fideos como pone en el paquete y, mientras se están cocinando, echa aceite de oliva a una sartén. Cuando esté caliente, añade las verduras y cocina durante unos 5-6 minutos. A continuación, coge un plato, mezcla el arroz o los fideos y las verduras, añade un poco de salsa de soja y listo. La cena está servida.

salteado-de-verduras

3. Pollo Tandoori con tres ingredientes

¿Tienes invitados a cenar y estás cansado (o avergonzado) de volver a servir comida para llevar? Bueno, pues este pollo tandoori que se prepara en 30 minutos será tu salvavidas, tanto para una cita romántica como para reuniones de amigos.

pollo-tandoori

4. Tostadas Francesas Veganas

Ok, déjadme deciros una cosa. Cuando era más joven, he pasado noches enteras en discotecas y no hay nada más reparador que unas tostadas francesas. Esta versión vegana es incluso mejor que las clásicas. Lo juro.

5. Minestrone en Dos Minutos

Incluso la BBC tiene una sección de recetas fáciles en su sección Good Food y esta receta de minestrone es la solución perfecta para estos días de invierno donde la gripe y el frío nos acechan.

6. Salga Boloñesa o Ragú

Esta es una salsa sabrosa y versátil que puedes usar para espaguetis, lasaña (ver más abajo), moussaka o incluso dentro de un sándwich (¡sí, lo he hecho varias veces!). Calienta el aceite de oliva en una sartén grande y añade cebolla picada muy fina, el apio y la zanahoria. Fríe a fuego lento durante 10 minutos mientras lo remueves, asegurándote de que no se adhiera a la sartén y que quede bien cocinada. Añade la carne picada y cocina hasta que se dore. Luego agrega el puré de tomate y luego... espera. Déjame decirte un secreto: cuanto más tiempo dejes que el ragú hierva al fuego, mejor. Hay un famoso restaurante cerca de Milán que cocina su salsa boloñesa durante 24 horas y la cola para entrar es interminable.

bolo-esa

7. Lasaña

Se congela bien y se calienta aún mejor. Así que coge la salsa boloñesa de arriba, pasta fillo, bechamel y queso parmesano. Coloca una capa tras otras de cada uno de los ingredientes y luego métela en el horno durante 20/30 minutos a 200 grados.

¡Que aproveche!

…Si quieres conocer más consejos y trucos para vivir en el extranjero, quizás te gusten estos artículos: