Si siempre has querido vivir la dolce vita en un país de personas cálidas, sol, buen vino y, por supuesto, pasta… ¡Italia es ideal para ti! Muchos expatriados que trabajan como freelancers han logrado atravesar la burocracia desalentadora con éxito y hoy trabajan por su cuenta en Italia. Algunas de las profesiones como freelance han sido: traductores, fotógrafos, asesores fiscales y entrenadores personales.

Este artículo es una guía para que te instales como freelance en Italia, toma nota y asegúrate que ¡no te falte nada!:

Empieza por tener tu Documentación en Orden

1. Adquirir la residencia italiana

Burocracy

Para quienes desean permanecer en Italia por más de 90 días, es necesario contar con la documentación correcta como todo residente local. Acude a la jefatura de policía (Questura) y presenta una declaración de presencia (Dichiarazione di presenza), dentro de los primeros 8 días desde tu llegada a Italia a fin de obtener un permiso de residencia (Permesso di soggiorno). Este documento no aplica para los ciudadanos de la UE.

Ciudadanos UE

Si eres ciudadano europeo del área de Schengen, tienes derecho de vivir y trabajar en Italia, como en cualquier otro país europeo.

Ciudadanos No-UE

Si no eres ciudadano de la Unión Europea y quieres trabajar en Italia como freelancer, antes de obtener un permiso de residencia, debes contar con una autorización para el trabajo por cuenta propia, así como con una visa de tu país de origen antes de entrar a Italia. Encontrarás información más detallada aquí.

2. Obtener el permiso de trabajo

Para trabajar como freelancer necesitarás obtener una autorización oficial para realizar la actividad por cuenta propia. La autorización oficial (Nulla osta), tiene una validez de sólo 3 meses y puede ser solicitada en el tribunal local. Una vez que tengas la aprobación, podrás registrarte en el Registro Mercantil (Registro delle Imprese.

Además, tu empresa también deberá ser registrada en el Registro de compañías (Registro delle Ditte) y el Tribunal fiscal (Registro delle Imposte). Como veras, trabajar como freelancer es más sencillo y menos costoso que crear una sociedad anónima o limitada.

Impuestos

Cualquier persona que es residente permanente en Italia tiene el deber de pagar impuestos sobre los ingresos que gana en Italia y en el extranjero. De hecho, si llevas más de 183 días en un mismo año viviendo en Italia, se te considera un residente italiano. Necesitarás entonces, una identificación de impuestos e IVA una vez que registres tu empresa.

3. Obtener una visa de trabajo

Check-List
En caso de que no seas ciudadano de la UE, una vez que tu actividad ha sido autorizada, la Embajada o Consulado de tu país de origen o residencia emitirá una visa, con validez por seis meses para tu estancia en Italia. Asegúrate de conocer todas las visas disponibles y contar con lo necesario antes de mudarte a Italia. En general, los requisitos para estas visas dependen de tu nacionalidad y si eres "extranjero" (fuera de la UE), se requeriría una visa de larga estancia.

Para obtener información más detallada acerca del tipo de visa requerido de acuerdo, te sugerimos visitar el sitio web del Ministerio de Asuntos Exteriores.
Es necesario realizar el proceso en persona y cumplir los siguientes requisitos:

Requisitos para la visa de trabajo

Para la solicitud de una visa de trabajo debes presentar lo siguiente:

• La autorización “Sportello Unico per gli Immigrazioni” (Nulla osta)
• Pasaporte con vigencia de por lo menos 90 días más de la fecha en que saldrás de Italia
• Formulario de solicitud de visa (dos fotos recientes tamaño pasaporte) firmado por el Consulado
• Comprobante de alojamiento (contrato de renta)
• Comprobante de domicilio que coincida con la aplicación de la visa
• Comprobante de recursos financieros suficientes para el tiempo de estadía
• Comprobar que tus ingresos serán más altos que el salario mínimo anual italiano y que las ganancias en el año anterior de trabajo, antes de tu llegada a Italia, hayan sido mayor que esta cifra.

Para recibir el servicio público de salud gratuito que ofrece el Gobierno italiano, debes presentar comprobantes de ingresos del año anterior (superior a la anual italiano ingresos de salario mínimo), y contar con un proyecto con el que puedas obtener ingresos mayores para el siguiente año.

• Itinerario de vuelo
• Un giro postal para gastos de visado

4. ¿Dónde vivir?

Mudarte
A la hora de decidir dónde vivir, es importante saber que el norte es generalmente más rico y más industrializado (¡y por lo tanto, más caro!), mientras que en el sur son más sencillos y todavía se centran sobre todo en la agricultura. En caso de que no solo trabajes en online, las ciudades más grandes como Roma y Milán, ofrecen un mayor mercado. Peroten la mente abierta y compara otras ciudades, que aunque sean un poco más pequeñas ofrecen muchísimas posibilidades como Florencia o Bolonia.

Como en todas partes, toma su tiempo construir la propia cartera de clientes, asi que si trabajas mayormente en línea, es más rentable vivir en ciudades pequeñas.

Listo, con esta guía ¡seguro que estarás instalado en Italia muy pronto!

Y tú, ¿tienes algún consejo para mudarse a Italia y trabajar como freelance?¡Comparte tu experiencia y déjanos tus comentarios!