-Texto original por EMILY, traducción por Andrés Varela-

El día que dejé Lyon, lo hice con el corazón encogido. Tuve que despedirme de la ciudad a la que había llamado hogar durante mi veinteavo año de vida.

Mi Erasmus en Lyon fue interesante, y digo esto en el buen sentido. Para mí, uno de los momentos más memorables fueron el comienzo y el final, en el medio queda una mezcla de pasármelo genial, dormir poco y muchos malos ratos intentando hablar francés con fluidez.

Erasmus in Lyon

Erasmus en Lyon: el comienzo

A mi madre y a mí nos encanta utilizar cualquier excusa para hacer un viaje, así que cogimos el coche y nos fuimos a recorrer toda Francia. El viaje no fue un camino de rosas, el primer inconveniente lo tuvimos en la aduana con Francia, donde tuve que mostrarle mi pasaporte al guardia de seguridad, con el ligero problema de que su ventanilla estaba situada a más de un metro de la mía, pero después de mucho estirar el brazo conseguimos seguir adelante y pudimos disfrutar de un viaje en el que me dediqué a remover el equipaje y toser sobre todos y cada uno de los tacos del audiolibro de Trainspotting.

¿Por qué fuisteis en coche?

Si eres de Europa, sabrás que en muchos casos, es más rentable viajar en coche que en avión. Coincidió que mi madre contaba con unas pequeñas vacaciones y que de esta forma no tendría que llevar yo sola todas las maletas. Así que, ¿por qué no íbamos a hacerlo?

Erasmus in Lyon

¿Dónde vivía?

Por desgracia, Spotahome todavía no existía en septiembre del 2013, así que pasé 2 semanas entre hostales hasta que por fin conseguí encontrar piso. Encontrar apartamento en Lyon es tan duro que se convierte en un trabajo a tiempo completo y no precisamente pagado, ¡pero finalmente y después de un golpe de suerte, mis compañeros eligieron mi solicitud entre las 200 que recibieron en las primeras 6 horas después de publicar el anuncio!

Algo que aprendí: Vivir durante estancias largas en hostales tiene sus ventajas y desventajas. En el Auberge de Jeunesse de Vieux LyonHice hice amigos que aún mantengo, pero otras personas no corrieron la misma suerte. Una chica americana tenía tanto miedo de quedarse sin apartamento que canceló su año en el extranjero y volvió a casa tan solo 3 días después de llegar.

Erasmus en Lyon: el desenlace

Cuando terminé de acomodarme por completo, me di cuenta de que había tardado más bien poco en acostumbrarme a mi vida de erasmus en Lyon. Todavía tenía que seguir yendo a la universidad, lo cual fue toda una experiencia. Por alguna razón, no me costó mucho familiarizarme con mi nueva vida, diría sobre diciembre ya me había afrancesado en un 60 %.

Erasmus in Lyon

Mi recomendación personal: Ser lo más francés posible. Por mucho que mole salir de fiesta de Erasmus y hacer amigos de tu país, lo más importante de tu año en el extranjero es aprender un nuevo idioma y recibir el mayor choque cultural que te sea posible. En mi caso, decidí unirme a un grupo de voluntariado, conseguí trabajo en un bar, di algunas clases de español y me uní de voluntaria a unos cuantos festivales de la zona. Todos los pequeños detalles ayudan, así que al menos podrías escuchar algo de música francesa antes de salir de fiesta con tus amigos españoles.

Aquí también dan dos besos: Aquí en Francia también siguen nuestra misma costumbre de besarse en las mejillas, así que ni se te ocurra darle la mano a ninguna chica. Pero aquí la cosa cambia un poco, pues tengo entendido que en el norte solo se dan un beso, en el centro del país se dan dos y en el sur de Francia incluso tres. Ya que Lyon está entre el norte y el sur, esta puede ser una tarea harto complicada. Una de las cosas que mejor recuerdo fue despedirme de mi grupo de voluntariado, ¡creo que no he vuelto a besar a tanta gente en una sola noche!

Erasmus in Lyon

Las cosas que volvería a hacer

Viajar cada fin de semana. Si tienes la potra de conocer a alguien que tenga coche, prepara la tienda para la acampada por el sur de Francia. Todos los pueblecitos de allí merecen la pena visitarlos, pero si te apetece un poco de juerga también puedes pasarte por las ciudades más grandes.

Estar al loro de las festividades francesas y los festivales. Tanto Francia como España cuentan tanto con días festivos como festivales locales. Mantente bien alerta para no perderte ni uno solo.

Apuntarme a asignaturas interesantes en la universidad. Para mí este fue uno de los pocos años en los que puede apuntarme a las asignaturas de la universidad que yo quisiera. Estas iban desde historia de Rusia hasta economía europea, así, ¡por la cara!
10399452_10152399325252955_1327024724143319901_n

Las cosas que cambiaría:

– Si tuviera la oportunidad de volver a vivir la experiencia, intentaría conseguir alojamiento antes de llegar. La verdad es que pasar las primeras semanas de los nervios por encontrar dónde quedarte no es lo ideal si quieres disfrutar de tu Erasmus en Lyon. ¡Echa un vistazo a Spotahome!

Mis lugares favoritos para salir:

L’Épicerie: El lugar donde me daba un homenaje de deliciosas tartines cada semana.

Le Sirius: Este evocador peniche, o bar-co permanece abierto hasta bastante tarde y suele contar con música en directo.

Le Bec de Jazz: El destino final de toda noche del fin de semana. Si te gusta la música jazz y te apetece volver a los años cuarenta, este es el lugar indicado. Solo tengo un consejo que daros: mucho ojo con las bufandas, ¡ya he perdido tres en este sitio!

Erasmus en Lyon: el final

Cuando digo "el final", me refiero al final de mi periodo en la Université Jean-Moulin-Lyon-III. Lo bueno que tiene el Erasmus, es que después de terminar el año académico aún tienes tres meses para hacer lo que quieras. Personalmente, decidí hacer unas prácticas, pero viajar y trabajar es una forma fantástica de disfrutar al máximo de tu año de Erasmus en Francia. ¡No obstante, volver a casa no tiene por qué suponer el fin, en mi caso, después de probar la experiencia decidí mudarme a Londres y no creo que esto hubiera sido posible si no hubiese sido por mi Erasmus en Lyon!

"La confluencia del Ródano y el Saona. Paul Bocuse. La cuna del cine. Chateauneuf-du-Pape, a tan solo unos pocos kilómetros. No hay nada mejor que Lyon."

- Leonard Slatkin


Déjanos un like en Facebook o síguenos en Twitter para no perderte ninguna de las novedades, ¡verás como no te arrepientes!

Si te ha gustado este artículo, seguro que te interesan:

Confessions of an Erasmus Student in Lyon