Texto original Kacey Bradley, traducido por Víctor Zamorano

¿Eres ciudadano de Estados Unidos o residente en el país de Trump y estás planeando dejarte una buena pasta fuera del país? Comprar en el extranjero es más complicado de lo que puedas creer, especialmente si lo comparas con tu típico viaje de compras aquí en los Estados Unidos. Si adoras el shopping, sin duda estarás deseando que llegue esa parte del viaje, porque las compras internacionales son una experiencia en sí misma. Regatear con los comerciantes en la calle, echar un vistazo a las artesanías locales e, incluso, a los bolsos del escaparate de ese diseñador tan chic que ni siquiera han aparecido todavía por donde sueles comprar.

Hay muchas cosas a tener en cuenta cuando haces compras internacionales, pero he aquí diez que son útiles para todo el mundo. Como son específicas para ciudadanos y residentes de Estados Unidos, si vives en otro país deberías comprobar cuáles de estos consejos se aplican también en tu país.

Registra bienes previamente adquiridos

La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos recomienda registrar ciertos bienes antes de dejar los Estados Unidos d
e forma que puedas probar que son tuyos antes del viaje. Se trata de ordenadores portátiles, joyas y objetos parecidos, especialmente si son de fabricación extranjera. Acude a la sucursal más cercanas de la CBP a registrar estos bienes o al aeropuerto internacional del que sales. Pide un Certificado de Registro y tenlo a mano a lo largo del viaje.

Infórmate acerca de las exenciones duty-free

Normalmente puedes volver a los Estados Unidos con mercancías por un valor de hasta 800 dólares sin tener que pagar aranceles aduaneros. No obstante, se aplican muchas excepciones, así que confirma de antemano las exenciones en tu caso. Si viajas con otros miembros de la familia, combina las exenciones personales. No obstante, si sobrepasas tu exención personal tendrás que pagar los aranceles estadounidenses sobre esos objetos, incluso si se consideran libres de impuestos en el país de origen.

Para evitar los aranceles las exenciones duty-free deben estar en tu poder cuando entres de vuelta a los Estados Unidos.

De-compras-en-Europa

Paga los impuestos antes de llegar a los Estados Unidos

Cualquier arancel debe pagarse antes de llegar de vuelta a los Estados Unidos. Los aranceles pueden pagarse con moneda estadounidense, un cheque personal vinculado a un banco estadounidense, un giro, un cheque del Tesoro o un cheque de viaje. En algunos lugares también se aceptan pagos con tarjeta de crédito.

Usa un servicio de personal shopping

No siempre tienes que pagar aranceles. Haz la prueba con una compañía duty-free con servicio personalizado de compras que ofrezcan precios exentos de impuestos.

Aunque es un poco diferente a una experiencia de compra online habitual, es una gran opción para los que no tengan por qué adquirir objetos en persona fuera del país. Cuentas a tu personal shopper lo que quieres y reunirá y te presentará una lista de posibilidades. Su trabajo es encontrar exactamente lo que necesitas, obteniendo los mismos descuentos y opciones de pago que un cliente local. Algunos minoristas incluso ofrecen envíos gratuitos.

Puede que tengas que rellenar y presentar un formulario de transacciones monetarias

Si llevas contigo más de 10.000 dólares en cheques de viaje, giros o efectivo, tendrás que rellenar un [formulario de transacciones monetarias Currency Transaction Report, CTR ante el Servicio de Aduanas. Puedes llevar una cantidad ilimitada de instrumentos monetarios, pero es una buena norma que recordar si planeas llevar más de 10.000 dólares en tu viaje.

Averigua qué está prohibido o limitado

Armas de fuego, plantas, carne y muchos otros productos están incluidos en la lista de objetos prohibidos y restringidos, o bien sólo se admite su entrada en los Estados Unidos en circunstancias especiales. La lista de objetos prohibidos y restringidos de la CBP (Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza) está publicada y a tu disposición. Averigua con lo que puedes y no puedes volver antes de salir.

Averigua cómo rellenar un formulario de declaración de aduanas

Cuando llega a aduanas, cualquier nueva mercancía de fuera del país debe justificarse mediante un formulario de declaración de aduanas (Customs Declaration Form, 6059B9). Incluye cuánto pagaste por cualquier cosa que adquirieses cuando estuviste fuera de los Estados Unidos en este formulario. Es buena idea guardar los recibos de esas compras por si necesitas presentarlas en el aeropuerto. Empaqueta estos objetos juntos para que también éstos sean fácilmente accesibles en caso de inspección.

Atención a las falsificaciones

Algunas ciudades del extranjero son conocidas por sus carteras, gafas de sol, prendas y joyería de imitación. Salvo que estés buscando imitaciones, asegúrate de que aprendes a diferenciar los originales de las falsificaciones. Si optas voluntariamente por el camino de la imitación ten en cuenta que el proceso puede ser peligroso e ilegal. Si no puedes encontrar información acerca de las falsificaciones habituales en el lugar en el que te encuentras, pide consejo al conserje de tu hotel o recurre a un guía turístico.

Aprender a regatear

El regateo es un arte en vías de extinción en algunos países, pero en muchos otros todavía se practica esta negociación, e incluso se espera, especialmente por parte de los turistas. Aprende a regatear para conseguir un buen trato, y asegúrate de pulir tus habilidades de negociación antes de salir de casa, de forma que tengas una estrategia preparada. Primero debes considerar si el regateo es apropiado para un objeto o caso determinado, después hacerte una idea del valor del objeto y cuánto estás dispuesto a pagar. Recuerda: sé agradable. Si te pones maleducado o demasiado contundente, probablemente salgas perdiendo.

Enviar cosas por correo desde fuera del país

Si optas por enviar objetos por correo desde fuera del país en lugar de llevarlos de vuelta contigo sigues siendo responsable de pagar los aranceles y tasas asociados a esos objetos. Tu exención personal sólo se aplica si tienes esos objetos contigo cuando vuelves al país. Hay tres categorías cuando se trata de enviar cosas desde otro país: correo ordinario, envíos urgentes y fletes. Tendrás que determinar cuál es la mejor opción para ti y tus bienes.

Si no has investigado sobre compras internacionales, puede que no estés al corriente de las diez cosas de aquí arriba que sin duda te ayudarán en tus viajes en el extranjero. Es importante recordarlas la próxima vez que viajes ya que pueden ahorrarte tiempo, dinero y la molestia innecesaria de verte parado demasiado tiempo en la aduana. Nunca se puede estar demasiado preparado cuando se trata de compras internacionales.