Texto por Aimee Smith (Traducción de MªÁngeles Morales)

Vivir en Sevilla es como vivir en un sueño. La calidez del sol, su bonita arquitectura, su fascinantes habitantes...¡qué maravilla! Además de ser indudable e innegablemente perfecta en todo, también es un lugar estupendo para hacer turismo.
¡Sin miedo! No tienes quedarte “encerrado” en esta bonita ciudad, ya que hay un montón de oportunidades para explorar y sacar el máximo partido a tu tiempo en España. Sigue leyendo para saber cuáles son las mejores excursiones de un día desde Sevilla.

Granada

¿No sabes por dónde empezar? Pues Granada es una ciudad que no puedes perderte si visitas España.

¿Cómo llegar?
La mejor forma de llegar es, sin duda alguna, en autobús. Aunque es un viaje pesado, de unas 3 horas, sigue siendo más rápido que el tren y merece la pena. Por mi propia experiencia, los autobuses son relativamente cómodos, llevan aire acondicionado y algunos incluso tienen entretenimiento, así que, en teoría, las 3 horas se te deben pasar rápido.

Granada

¿Qué se puede hacer allí?
¡Hazte un regalo a ti mismo! Granada tiene una gran variedad de tiendas y medinas que continúan desde su época árabe. Sus preciosas calles estrechas y empedradas no solo te cautivan, sino que además están llenas de cosas que comprar. Con un sinfín de gangas, además es muy fácil regatear el precio de los productos y regresar a Sevilla con un montón de regalos para tus amigos.

Sus calles son tan impresionantes que con tan solo pasear por la ciudad ya estás entretenido. Aunque en verano puede ser muy calurosa, seguro que volverás a casa cargado de fotos y serás la envidia de los tuyos.

Si vas a Granada, no puedes perderte la Alhambra. Originalmente fue una fortaleza romana, que siglos más tarde se convirtió en un palacio. Esta preciosa y magnífica obra de arquitectura española desempeñó un papel fundamental en la conquista y ha destacado durante siglos. Recibe visitantes de todas partes del mundo para conocer su abundante historia y sus impresionantes vistas de la ciudad. Este paisaje es una experiencia que no te puedes perder. Cuando viajamos al sur de España, aprovechamos para probar su deliciosa gastronomía, ¿verdad? Pues Granada no es una excepción y está repleta de preciosas plazas que tienen tanta vida de día como de noche.
Córdoba

Córdoba

Si eres aficionado a la historia o simplemente quieres ver una buena obra de arquitectura española, Córdoba es el lugar perfecto para ti.

¿Cómo llegar?

Lo mejor de ir a Córdoba es que no está lejos de Sevilla, así que es relativamente barato y fácil llegar. El tren te lleva en menos de una hora, dependiendo de cuál cojas, y es bastante económico. La otra opción, como no, es ir en autobús, que tarda alrededor de 2 horas y tampoco es una mala opción.

¿Qué se puede hacer allí?

Córdoba desempeñó un papel importante tanto durante el Imperio Romano como en el árabe, así que es un destino casi obligado para dar rienda suelta al aficionado a la historia y la arquitectura que llevas dentro. Incluso si no lo eres, es una ciudad muy bonita, llena de cosas que hacer y con un sinfín de lugares para hacer fotografías.

Hablando de arquitectura bonita, no puedes perderte la mezquita. Aunque en el pasado lo fue, posteriormente la convirtieron en una iglesia católica. Su interior es impresionante y la estructura exterior se ha mantenido, encajando a la perfección con la imagen que se viene a nuestra mente cuando pensamos en “arquitectura de España”. Ahora alberga alguna de las piezas de arte islámico más famosas e impresionantes y que realmente merecen la pena contemplar.

Ya que estás en ese barrio, no debes dejar pasar la oportunidad de visitar el Alcázar de los Reyes Cristianos, un precioso palacio del siglo XII que alberga los mosaicos y decoración romanas más impresionantes que hayas visto. Con unas estupendas vistas panorámicas de la ciudad, tu Instagram será la envidia de muchos.

En la actualidad, Córdoba tiene unos paisajes espectaculares, así como magníficos establecimientos y edificios que permanecen intactos. Pero si buscas algo menos cultural y orientado a los más pequeños, haz una visita al Parque Zoológico de José Cruz Conde AKA Córdoba. Como lo lees, tienen un zoo, con gran variedad de animales y atracciones. No es solo para pasar el día con los niños, tienen algo para todo el mundo.
Cádiz

Cádiz

¿Lo peor de Sevilla? ¡Que no tiene playa! Pero no pasa nada: Cádiz está cerca.

¿Cómo llegar?

Cádiz no está lejos de Sevilla, ¡pero tampoco creas que se puede ir andando! Tienes la opción de ir en tren o en autobús. Ambos trayectos cuestan alrededor de 15€ y tardan entre 1 hora y media y 2 horas, así que es un viaje asequible y cercano.

¿Qué se puede hacer allí?

¿Te suena la canción "vamos a la playa, a mí me gusta bailar"? Obviamente es algo de lo que carece Sevilla, pero con la cercanía de Cádiz esto no es un problema.
Además de unas playas impresionantes, Cádiz también tiene un montón de historia de la que empaparse y explorar. Hay mucha arquitectura que se ha mantenido desde los siglos XV y XVI, la mayoría de la cual conserva su influencia árabe. Así que sería casi de mal gusto no echarle un vistazo.

Puedes resultar aburrido, porque es algo que hacemos a diario, pero Cádiz es una ciudad fantástica para dar un buen paseo. Si bajas hacia el Paseo Canalejas, no solo encontrarás unas vistas estupendas para decorar tu Instagram, sino que podrás empaparte de todo el espíritu antiguo de la ciudad vieja.
Si te apetece algo diferente a la playa, ¡sin problema! Cádiz cuenta con un parque pequeño pero sensacional. Está lleno de vegetación y es un lugar perfecto para hacer fotos para recordar tus vacaciones. El Parque Genovés es el sitio ideal para hacer un picnic lejos de las inoportunas gaviotas.

Málaga

Málaga

Esto no sería una buena guía si solo habláramos de playas, ¿verdad?

¿Cómo llegar?

La manera más fácil y barata de llegar desde Sevilla es en autobús. Si pillas uno “bueno”, puedes estar allí en unas 2 horas y media, que no está mal. Si el tiempo es un problema, los trenes son bastante más rápidos, pero considerablemente más caros. Así que la decisión es tuya: ahorrar una hora o dinero.

¿Qué se puede hacer allí?

Obviamente la playa es prioritaria. Málaga es archiconocida por su preciosa playa y su lujosa costa. Es un destino turístico de primer nivel especialmente los meses de verano. Ten cuidado si quieres pasar solo un fin de semana en temporada alta, ya que te costará encontrar un alojamiento económico, ya que todo se llena muy rápido. Sin embargo, si no te importa, puedes volver en tren o autobús tras un día tomando el sol.
Personalmente, la siguiente es mi preferida. Málaga fue el lugar de nacimiento y hogar en diferentes etapas de uno de artistas españoles más conocido, Pablo Picasso. Muchas de sus obras se exponen en el magnífico Museo Picasso de Málaga. Así que ya que estás en su ciudad natal, sería de juzgado de guardia no pasarte a verlo. Si quieres ir un paso más allá y te gusta Picasso tanto como a mí, también puedes visitar la Fundación Picasso, que está en la casa donde nació y ahora es otro museo que también alberga las obras de otros artistas.

Otra cosa que estoy deseando hacer cuando vuelva es visitar las cuevas. Organiza una visita a la Cueva del Tesoro, donde puedes hacer un tour guiado y entrar en alguna de las cuevas de la costa española. Obviamente, este tipo de actividad no está pensada para los corazones delicados, pero con toda seguridad dejará salir al aventurero que llevas dentro.

Málaga, como puedes haber adivinado, es un paraíso para las actividades enfocadas al turismo, ya que siempre hay algo que hacer. Tiene incluso un parque acuático, Aqualand Torremolinos y parque de cocodrilos, en el que puedes ver cocodrilos de verdad (me estoy entusiasmando solo de pensarlo). Así que si quieres tomarte un respiro de la vida en la ciudad o de tu estupenda experiencia Erasmus en Sevilla, Málaga es un sitio fantástico para liberar al niño que llevas dentro y pasártelo pipa con un montón de actividades diferentes.

Madrid

Madrid

Está un poco lejos como para hacer una excursión, pero si estás en España no puedes dejar pasar la oportunidad de visitar la capital.

¿Cómo llegar?

Aunque existen trayectos en autobús y en tren, la manera más sencilla y rápida de llegar a Madrid desde Sevilla suele ser en avión. Aunque al principio puede desanimarte un poco, no te dejes llevar por el desánimo. Iberia ofrece vuelos nacionales unas 4 veces al día entre estos dos magníficos destinos. Si reservas con antelación, no será demasiado caro.

¿Qué se puede hacer allí?

Bueno, la verdad es que sería mejor preguntar ¿qué no se puede hacer allí? Porque estás en la capital.
Aunque Madrid no tiene playa ni forma parte del prestigioso espectro arquitectónico del sur de España, alberga uno de los parques más bonitos del mundo, El Retiro. Sería una pena que no dieras un paseo andando o en bicicleta o incluso en monopatín si te es posible.

Es vox populi que las capitales siempre cuentan con lo mejor de lo mejor en cuanto a compras, y Madrid no es la excepción. Así que si has estado ahorrando o simplemente quieres darte un capricho, porque te lo mereces, estás en el lugar perfecto para ello. Si buscas algo más comercial, no puedes perderte las calles Gran Vía y Fuencarral, donde encontrarás las mejores tiendas y las más conocidas. O incluso mejor, si estás un domingo en la ciudad y te aparece comprar auténticos tesoros artesanales, date una vuelta por el mercadillo El Rastro y regálate a ti mismo una de sus gangas.

Una de las cosas más importantes y que no se puede dejar pasar en Madrid son los museos. Si eres como yo, una fanática del arte, estarás en el paraíso. Madrid cuenta con algunas de las obras de arte más prestigiosas y famosas de la historia de España. Si te gustan más las obras clásicas, no puedes perderte El Museo del Prado, donde podrás ver algunas de los clásicos de Goya y Velázquez, además de cientos de turistas y residentes admirándolos. Si te tira más el rollo moderno, el museo Reina Sofía está pensado para ti. Acoge el mundialmente famoso Guernica, una de las obras más conocidas de Pablo Picasso. Te quedarás sin respiración cuando lo veas.

Bueno, pues no tengo más que decir, que desde Sevilla tienes casi al alcance de la mano muchas opciones para conocer diferentes aspectos de la vida en España. Un sinfín de posibilidades y oportunidades de viajar si no quieres tirar la casa por la ventana y aprovechar al máximo tu tiempo en este precioso país. Y también... puedes alquilar tu casa en Sevilla a través de Spotahome