-Texto original por SABRINA, traducción por Andrés Varela-

Lo admito: El metro de Londres fue mi primer amor de la capital británica. Puesto que soy de un pueblecito sin autobuses, tranvías, taxis ni ningún otro tipo de transporte público, quedé prendado de la vastedad del sistema del metro inglés.

luke-stackpoole-576414-unsplash
Fotografía por: Luke Stackpoole en Unsplash

Después de tres o cuatro años cogiendo el metro, empecé a sufrir ataques de pánico y ansiedad dentro del vagón. Ya no podía seguir soportando el silencio de la gente, los codazos ni los golpes de las mochilas, así que decidí volver a mi antigua pasión por el ciclismo. Aprovechando el programa Cycle to Work scheme (pedalea al trabajo), me hice con una bicicleta impresionante (la primera de las cuatro que acabaría coleccionando durante mi vida en la ciudad) que acabó convirtiéndose en mi mayor aliada para moverme por Londres.

dallas-kwok-402163-unsplash
Fotografía por: Dallas Kwok en Unsplash

¿Se puede ir en bici por una ciudad tan ajetreada y contaminada como Londres?
La verdad es que los comienzos siempre son duros, pero después de unos meses, se volvió algo tan natural que ya no me bajaba del sillín aunque lloviera o nevara.
Pero la verdad es que si no quieres contribuir a la alta tasa de muertes de ciclistas, hay que seguir ciertas normas de seguridad.

Si estoy escribiendo esto es porque aún sigo sobre ruedas, así que aprovecharé mientras pueda para compartir mis consejos y hallazgos para ciclistas en Londres.

1. Embutirse en licra no te hace mejor

simon-connellan-472027-unsplash
Fotografía por: Simon Connellan en Unsplash

Lo primero es lo primero. Si acabas de empezar a moverte en bici por Londres, fliparás con la cantidad de gente que lleva camisetas y pantalones de licra. Pero hazme caso en esto: solo porque alguien lleve más licra que tú, no quiere decir que sepa más, solo que le gusta la licra más que a ti. Créeme cuando te digo que he visto gente vestida como auténticos profesionales que se saltaban los semáforos, atajaban por los cruces e incluso pasaban pegados por el lado interior de los autobuses.

NI SE TE OCURRA HACER ESO.

No importa tu grado de licra.

2. Lo sé, los cascos no son superguays, pero pueden salvarte la vida

roman-koester-568515-unsplash
Fotografía por: Roman Koester en Unsplash

No quiero parecer tu madre, pero llevar casco aumenta tus probabilidades de sobrevivir a un accidente. Y no creo que haga falta decir que si te mueves de noche, ¡TIENES que llevar las luces! Tanto delante como detrás. Y ya, si puedes, ponte un chaleco clarito, reflectante u otra prenda por el estilo.

3. El enemigo número uno: Los peatones

eloise-ambursley-373647-unsplash
Fotografía por: Eloise Ambursley

Si me preguntan por el tipo de persona que más odio en Londres, ese es el peatón. Sobre todo cuando voy en bicicleta. :) No sé por qué, pero se creen seres inmortales e intocables carentes de la capacidad de mirar por donde van. Cruzan hasta las calles más abarrotadas sin dejar de mirar al móvil como si fueran los únicos humanos de Marte. Cuando te mueves en bici por Londres, te encontrarás al borde de la catástrofe en cada día, así que te recomiendo que tengas mucho cuidado con los peatones, son tus peores enemigos y debes evitarlos a todo coste.

4. Ten cuidado: Los coches y camiones son ciegos como topos

brunel-johnson-368017-unsplash
Fotografía por: Brunel Johnson en Unsplash

No importa la cantidad de licra, luces o lo mucho que toques el timbre. No te van a ver. De pequeño siempre soñé con tener el superpoder de la invisibilidad y hoy, muchos años después, he conseguido cumplir este sueño gracias a mi bicicleta. No es ninguna broma.

No sé por qué, pero cuando la gente se pone al volante se convierten en pilotos de F1 hasta el punto de que no te dejarán pasar aunque sea tu turno e intentarán arrinconarte a cada ocasión posible. (cabe recordar que seguramente vayan hablando por el móvil o, aún peor, escribiendo mensajitos).

Teniendo esto en cuenta, aquí tienes algunos consejos para combatir la invisibilidad:

  1. Intenta ponerte delante del resto de los vehículos en los semáforos para disipar tu hechizo de invisibilidad.
  2. NUNCA te metas por el punto ciego de los vehículos más grandes. Ten mucho cuidado con este punto, si deciden girar a la derecha no habrá nada que puedas hacer.
  3. Si tienes que adelantar, hazlo siempre por la derecha, pero te recomiendo que no lo hagas.
  4. Como regla en Londres (o cualquier otra ciudad grande), tienes que pensar en ti como un gigante: circula con espacio y si no hay carril bici, conduce por la mitad del carril o al menos, intenta dejar unos cuantos metros de margen para poder frenar.

Recuerda que los coches puedes ser peligrosos, incluso si están aparcados, así que no te acerques demasiado o te llevarás un portazo.

5. Prepara tu ruta antes de salir

Si acabas de empezar a pedalear por Londres, deberías trazar una ruta con carril bici y calles secundarias para evitar las avenidas e intersecciones grandes. Puede que tardes un poco más, pero llegarás vivito y pedaleando.

Además, conocer bien tu ruta te permitirá ahorrar tiempo y no tendrás que pararte a mirar el mapa cada cinco minutos.
SÚPER CONSEJO: Google maps dispone de una opción de navegación para ciclistas, pero también existen otras apps de rutas igual de útiles.

Pedalear por Londres con calma y seguridad sí es posible

samuel-zeller-28777-unsplash
Fotografía por: Samuel Zeller en Unsplash

Si has seguido las reglas de antes, seguro que consigues superar y disfrutar de tu primer año como ciclista por Londres. Al principio te vas a llevar un susto de muerte, pero al final te acabarás sintiendo como un superhéroe.
Si acabas haciendo de la bici tu transporte, conseguirás ponerte en mejor forma y ahorrar dinero (ya que la bici es una forma de transporte casi gratuita). Además, es una forma fantástica de descubrir lugares que nunca habrías conocido si viajas en metro o autobús.
Tengo que admitir que montar en bicicleta es una de las cosas más relajantes del mundo y hacerlo en Londres es mucho más divertido que viajar como una sardina enlatada con todas esas personas tristonas del metro.

Para más información sobre cómo moverse en bici por Londres, no te pierdas London Cyclist Blog (blog de ciclistas de Londres).

¿Coges la bici o el metro? ¿Te gustaría conocer más trucos para moverte en bici por Londres u otras ciudades de Spotahome? ¡Pues háznoslo saber en los comentarios!

Descubre más cosas de Londres:
Peregrinaje por la Historia de la Música de Londres
10 Maneras Diferentes para Estar en Forma si Vives en Londres
Los Mejores Trucos para Encontrar Piso en Londres
Londres o Dublín: ¿Cuál es Mejor?