Texto por Autor Invitado Roma Sondhi, Spotahome Student Ambassador - Traducción de María de los Ángeles Morales

¿Vas a empezar pronto a hacer prácticas en el extranjero? En primer lugar, ¡enhorabuena! Trabajar como becario es una gran oportunidad para conocer el mundo laboral. Sin embargo, puede ser difícil comenzar a prepararse para esta experiencia y saber qué esperar. No te asustes: este artículo te orientará en la dirección correcta, brindándote algunos consejos y sugerencias que a mí me parecieron útiles y que espero que para ti también lo sean.

Mi nombre es Roma y soy estudiante de Lenguas Modernas y Estudios Europeos. Actualmente estoy cursando un año en el extranjero. Durante la primera parte de este año en el extranjero, trabajé como becaria en el departamento de Administración y Marketing en una empresa de telecomunicaciones: Onedirect. Aquí adquirí conocimientos y habilidades en dos campos diferentes, en los que anteriormente no tenía experiencia. Disfruté muchísimo de mis prácticas y, ante las dificultades que tuve, el equipo que tenía a mi alrededor realmente me apoyó, me ayudó y me animó a conseguir el mejor resultado en todas las tareas que me asignaron.

A continuación tienes algunos consejos que pueden serte útiles mientras te preparas para tu próxima experiencia de prácticas.

Código de Vestimenta

Por lo general, tu aspecto inicial le da a la compañía y a los compañeros una impresión duradera sobre ti mismo. Por lo tanto, decidir qué ponerse puede ser especialmente difícil. Mi consejo es que te asegures de enviar un correo electrónico a tu supervisor antes de comenzar las prácticas para preguntar sobre el código de vestimenta y cualquier otro requisito. Por norma general, suele ser informal, elegante-informal o profesional. ¡Estar preparado le demuestra a tus empleadores que eres profesional, que te interesa el puesto y que estás dispuesto a aprender! Además, otro consejo: es mejor vestirse más bien elegante si no estás seguro.

chico-traje

El primer día

El primer día puede parecer abrumador y estresante, pero intenta relajarte todo lo puedas. Aquí tienes algunas cosas que pueden ayudarte:

1. Documentación

En tu primer día, es importante recordar llevar todos los documentos necesarios para comenzar a trabajar en la empresa receptora. Por lo tanto, es mejor prepararlos la noche anterior para que no te estreses por la mañana. Aquí hay una lista de posibles documentos o fotocopias que te pueden pedir:

  • Pasaporte
  • Visado
  • Tarjeta de Ciudadanía
  • Número de la Seguridad Social
  • Datos del seguro
  • Datos bancarios
  • Contrato de trabajo

Los documentos que necesitarás el primer día varían de un país a otro, así que asegúrate de comprobar lo que te van a pedir.

2. Ropa

Prepara también la noche anterior lo que llevarás en tu primer día. ¡Te ahorrará mucho tiempo y estrés por la mañana!

3. Llegada

Llega con mucho tiempo de sobra. Incluso puedes ir a una cafetería de la zona antes de comenzar a trabajar, si tienes suficiente tiempo. Esto te ayudará a relajar los nervios y a prepararse para el día que tienes por delante.

chico

4. Saluda a todo el mundo

Cuando llegues, asegúrate de presentarte a todo el mundo. Sonríe y ten confianza: ¡seguramente que causarás una impresión positiva! Conoce a sus nuevos colegas y familiarízate con el funcionamiento de la empresa.

Intégrate

Mientras trabajes en la empresa, tendrás infinitas oportunidades para integrarte y conocer mejor a tus compañeros. Puede haber posibilidades de ir a un restaurante o bar al final de la semana, viajes de fin de semana e incluso fiestas de personal, ¡sobre todo en Navidad!
Estas oportunidades sirven para conocer realmente a los compañeros en un nivel más personal, lejos de la oficina. Ofrecen el entorno perfecto para crear vínculos y contactos, también para el futuro.

working

Céntrate

Ofrece una impresión positiva concentrándote realmente en todas las tareas que se te encomienden y escuchando los comentarios que recibas de sus superiores y compañeros. Esta es tu oportunidad de aprender, de crecer y de desarrollarte, no solo profesionalmente, sino también a nivel personal.

Si hay algo que realmente te interesa aprender, pregúntale a tu supervisor, ya que esto podría abrirte la puerta a posibles oportunidades disponibles. Si necesitas ayuda, pregunta. La ayuda siempre está disponible y tus empleadores estarán felices de apoyarte cuando lo necesites. Haz preguntas e intenta aprender, utilizar y mejorar todo lo que puedas. ¡Realmente consigues todo lo que te propongas!

Y por último… ¡disfruta!

Hacer prácticas es una oportunidad increíble para experimentar el mundo laboral. Incluso puede ser una experiencia que decida tu futuro camino profesional. Aquí, podrás desarrollar una variedad de habilidades diferentes y aprender sobre un campo de trabajo del que puedes o no haber tenido conocimiento previo.
Unas prácticas en el extranjero también te brindan la oportunidad de conocer nuevas personas de todo el mundo y, por lo tanto, puede ser el comienzo de nuevas y duraderas amistades.

Espero que este artículo te haya dado algunas ideas de qué esperar de unas prácticas. ¡Buena suerte y espero que vivas una experiencia increíble como la mía!

¿Sigues buscando dónde vivir? ¡Visita Spotahome y encuentra el hogar perfecto!

Si te estás planteando irte de prácticas al extranjero, pero aún no estás seguro, te recomiendo este artículo: