Texto por Klaudia D. Czerwińska – Traducción por María de los Ángeles Morales

¡Bienvenido! Ya estuviste en el conocido como “desierto de Europa del este” y ¡sobreviste! Una vez hayas visitado Varsovia, merece la pena mirar hacia el suroeste, hacia la ciudad de Łódź, que en polaco significa simplemente “un barco”.

Una Breve Pincelada de Historia

La historia de Łódź data de los tiempos del rey Władysław Jagiełło, aunque no fue hasta 1820 cuando se tomó la decisión de trasformar esta aldea en el desierto en un asentamiento industrial. A finales del siglo XIX la ciudad estaba en pleno apogeo económico. Se construyeron fábricas en gran parte de la zona y muchos fabricantes textiles se establecieron allí, fortaleciendo la importancia industrial de un gigante textil emergente.

tomasz-frankowski-198764-unsplash
Con el paso de los años, Łódź se convirtió en hogar de una de las mayores fortunas de Europa, gracias a sus sobresalientes negocios e incluso en la actualidad sigue siendo uno de los complejos industriales más grandes del continente. Hoy en día, Łódź es una ciudad creativa que cuenta con gran cantidad de festivales, monumentos históricos, cápsulas del tiempo arquitectónicas y una de las escuelas de cine más prestigiosas del mundo: la Łódź Film School.

Piotrkowska Street

Durante más de 190 años, la calle Piotrkowska ha sido un símbolo de bienestar y prosperidad y hasta el día de hoy sigue siendo el corazón de la ciudad. Es una de las calles más largas de Europa y marca una ruta histórica desde Cracovia hasta Torún. Actualmente la calle Piotrkowska tiene 4.2 km de largo y está dividida en dos partes: una zona de transporte en la parte sur y otra zona de paseo en el norte.
Cuenta con multitud de restaurantes, bares, cafeterías y hoteles (¡unos 100!). Si quieres disfrutar de un increíble ramen o de deliciosas bebidas, pásate por OFF Piotrkowska, un antiguo complejo industrial situado en los números 138/140 de la calle y reconvertido en un rincón gastronómico. También recomiendo encarecidamente pasear por algunas de las calles de alrededor y probar diferentes restaurantes, ¡son sencillamente deliciosos!

Toda la calle está llena de palacios, villas y monumentos: Julian Tuwim’s Bench, Arthur Rubinstein’s Piano o Władysław Reymont’s Trunk. Cuenta con el mayor número de villas y palacios de toda Polonia: unos 200. Una de las villas más bonitas es la que perteneció a Reinhold Richter, situada en los números 6-8 de la calle Skorupki. La mayoría de los edificios se han reconstruido y bien merece la pena dar un largo paseo en un día cálido y soleado.

Księży Młyn, Manufaktura y la arquitectura industrial

La ciudad entera es conocida por su historia de fabricación y, contra todo pronóstico en histórico, la mayoría de las fábricas han llegado hasta nuestros días en condiciones decentes. Księży Młyn (Priest's Mill) es el mayor complejo histórico industrial-residencial a día de hoy. Está compuesto por 19 edificios erigidos por dos de las familias más destacadas de finales del siglo XIX: los Scheibler y los Grohmann, que se unieron y crearon una planta de algodón, además de viviendas para los trabajadores y sus familias. La mayoría de los edificios se encuentran alrededor de Źródliska Park I y II.

fabrica

Łódź Film School

Para muchas personas en todo el mundo, Łódź es conocido como la sede de una de las escuelas de arte más destacadas y antiguas del mundo: la escuela de cine Łódź Film School. Desde su apertura en 1948, ha producido algunos de los directores, guionistas, directores de producción, actores, etc. famosos del mundo. Entre los alumnos más notables se encuentran Roman Polański, Zbigniew Rybczyński, Andrzej Wajda, Krzysztof Kieślowski, Krzysztof Zanussi, Wojciech Jerzy Has y Małgorzata Szumowska.

La escuela está situada en Targowa 61/63 y se puede hacer un recorrido por el campus. También hay un Museum of Cinematography justo al otro lado de la calle que alberga muchas exposiciones interesantes.

jeremy-yap-160713-unsplash

En definitiva, Łódź es un lugar interesante con mucha historia a sus espaldas. El fuerte patrimonio artístico de la ciudad se refleja en una serie de festivales, proyecciones de películas, exhibiciones y conferencias. Sin embargo, aunque se encuentra a unos 150 km de la capital, vivir en Łódź es mucho más tranquilo.
Como un lugar visible de prominente herencia judía y polaca, resulta ser un sitio encantador para hacer turismo y descubrir cosas nuevas. Cada mes, la vida en Łódź se vuelve cada vez más vibrante con la apertura de nuevos espacios y un fácil acceso a Varsovia desde Łódź Fabryczna, una nueva estación de tren con trenes que salen cada pocos minutos. Para ver las conexiones de trenes y comprar billetes visita el sitio PKP Intercity)

¿Buscas alojamiento en Łódź? ¡Echa un vistazo en Spotahome!