Texto por Spotahome – Traducción de María de los Ángeles Morales

Se habla mucho sobre el mantenimiento de las viviendas de alquiler durante el invierno. Sin embargo, hay ciertas medidas que puedes tomar durante el verano para mantener tu hogar en buenas condiciones (y contento a su dueño).

Para ayudarte a comprender tus responsabilidades hacia tu arrendador este verano, el especialista en seguros de propietarios Just Landlords ha reunido las tareas principales que deben hacerse durante los meses más cálidos:

house

1. Mantén arreglado el jardín

El lugar más obvio para comenzar es en el exterior, que es donde el estado del inmueble de alquiler probablemente haya cambiado más en los últimos meses. Con las plantas floreciendo y otras muriendo como resultado de la ola de calor, es posible que el jardín necesite un poco más de cuidados de lo normal.
Antes de que llegue el riguroso invierno, el propietario querrá asegurarse de que hayas mantenido el espacio al aire libre arreglado y hayas podado las plantas para mantener el jardín en las mejores condiciones posibles. No esperes a que el verano haya terminado: disfruta del aire libre sal de la rutina.

2. Comunica cualquier daño que necesite solucionarse

Tanto los períodos de invierno como los de verano pueden ser difíciles para las casas, por lo que es importante que cualquier daño o tarea de mantenimiento se realice antes de que los problemas vayan a más. Esto no solo ayudará a su propietario, sino que también hará que tu estancia en la propiedad sea más cómoda.
Por lo tanto, es aconsejable ponerse en contacto con el arrendador o el agente de alquiler para transmitirse cualquier inquietud que tengas o plantearle los problemas durante una inspección periódica de verano que el propietario puede decidir realizar.

3. Protege la vivienda si te vas de vacaciones

El verano es un momento típico en el que las viviendas se quedan vacías debido a las vacaciones y que los ladrones aprovechan para convertirlas en su punto de mira. Por esta razón, debes plantearte cómo vas a mantener protegida tu casa de alquiler si te vas de viaje.

Piensa en cómo podrías hacer para aparentar que la vivienda está ocupada: pon temporizadores de luz, deja un coche aparcado a la entrada o pide a alguien de tu familia que pase a dar una vuelta y comprobar el estado de vez en cuando. Además, asegúrate de que todas las ventanas y puertas estén completamente cerradas antes de irte. ¡Te sorprenderías de a cuántas personas se les olvida!

4. Pregunta sobre su política sobre barbacoas

Antes de comenzar a invitar a la gente a tu casa de alquiler para hacer barbacoas, es una buena idea consultar la política de tu arrendador al respecto. Por supuesto, tienes derecho a recibir a amigos y familiares, pero puede haber ciertas restricciones respecto a las barbacoas dentro de su contrato de alquiler o política de la inmobiliaria (si vives en un bloque de pisos).

bbq

Antes de causar daños a la propiedad y, por lo tanto, perder parte de la fianza, merece la pena hacer la pregunta antes de encender el carbón.

5. Mantén la vivienda ventilada

Si bien el clima cálido que el Reino Unido ha experimentado recientemente nos encanta a la mayoría, a veces cuesta dormir o simplemente tratar de relajarse en casa. No solo por tu comodidad, sino también por el bienestar general del inmueble, es importante mantener la vivienda bien ventilada.

Al abrir ventanas y puertas, te asegurará de que entra aire fresco (aunque sea caliente), lo que mejorará la calidad general del aire interior. Esto proporciona beneficios a largo plazo tanto para tu salud como para la de los ladrillos y el cemento. Cerrar las cortinas es una buena manera de reducir la entrada del sol, además que garantiza la entrada de aire fresco.

6. Seca la colada al aire libre

Tu casero no puede decirte cómo vivir. Sin embargo, sí que puede avisarte si las decisiones que estás tomando pueden dañar su propiedad (y puedes perder parte o la totalidad de la fianza). Algo que podría estar causando daños a la casa es secar la colada en los radiadores o en el interior).

washing

El secado al aire libre puede no ser fácil durante el invierno, pero ahora que el clima lo permite, asegúrate de secar la ropa al aire libre, para evitar que se acumule humedad en el interior. ¡El casero te lo agradecerá!

El verano puede parecer una temporada más cómoda que el invierno respecto a tu vivienda de alquiler, pero aun así tienes la responsabilidad de cuidar de ella mientras vivas allí. Para asegurarte de que cumples con esto, debes cumplir con todos tus deberes y mantener feliz al propietario.

Si estás buscando una nueva vivienda para alquilar este verano, mira en Spotahome

Quizás también te guste: