(Actualizado en Enero 2019)

En este país nuestro, ingrato donde los haya, irse fuera es un arraigado deporte nacional con siglos de tradición, sobre todo en algunas regiones. A veces se ha visto como una necesidad penosa… Eso desde la perspectiva de los que se quedan, claro. No te preocupes, que mudarse al extranjero nunca fue más fácil que hoy, y más con estos consejos básicos que te traemos desde Spotahome irte a vivir fuera de tu país será prácticamente 'un juego de niños'.

  1. Elegir el destino adecuado. Parece de Perogrullo, pero a veces la gente va muy feliciana por la vida. Servidor ha oído a varios guiris decir que iban a venir a España a trabajar, los infelices. En serio, ten claros tus objetivos, vas a invertir mucho tiempo y esfuerzo en esto.

Te diría que te llevaras muda limpia, pero te lo dirá tu madre

  1. Mírate bien el papeleo. Otro consejo que parece tonto, pero muchos nos hemos ido por ahí sin saber nada de visados, certificados de identidad, cuentas bancarias, coberturas sanitarias, condiciones legales… Nada es irresoluble, pero ahorrarás tiempo y disgustos.
  2. Activa tu red. Consulta a tus amigos y a los amigos de tus amigos (haz networking), principalmente si están en el lugar o país al que te diriges. Serán los que puedan darte las indicaciones específicas más adecuadas. No te pases de listo, que saben más que tú (o no, pero eso tú todavía no lo sabes).

mudarse-extranjero-2

  1. Todo en una maleta. Donde vas también hay tiendas, me imagino (y si no mejor, suerte que tienes). Ropa de dos tiempos, juego de sábanas, toalla, neceser, documentos, el ordenador y poco más. Los recuerdos sentimentales, que sean pequeñitos. Y así te traes algo en el próximo viaje.

  2. Prepara la primera noche (y cómo llegar). Es muy desolador llegar a un país nuevo de noche y no tener dónde caerse muerto. Si llegas temprano (y “temprano” no es lo mismo en todo el mundo) allá tú, pero un hostal para posar la maleta ayuda.

  3. Llévate embutido. Eso sí. ¿Qué es de paletos? Puede ser, pero ya me lo agradecerás, ya…

Acuérdate también de respirar hondo…

  1. Hazte con un plano. Si no llevas no pasa nada, en la primera oficina de turismo intenta agenciarte un plano de la ciudad. Útil para buscar referencias, moverse en transporte público, buscar piso, quedar con conocidos y desconocidos… Si en dos semanas no está destrozado, no te has movido bastante.

  2. Deja un poder a tus familiares. Lo he visto por ahí y me parece una idea estupenda que muchos hemos superado tirando un poco de picaresca, pero no está de más, para que puedan hacer lo que haga falta en tu nombre.

mudarse-extranjero-3

  1. ¿Muebles y todo? A lo mejor ya has decidido mudarte del todo total y quieres llevarte los muebles y todo. Que sepas que te costará pasta si es un transporte terrestre, y mucha pasta si es un transporte marítimo, probablemente más de lo que valga lo que te quieres llevar. En esto podemos ayudarte a ahorrarte algo de dinero al menos en el vuelo, mira cómo!

EXTRA Una vez allí, no empieces a compararlo todo con cómo son las cosas en España. Déjalo. No, no tienen los mismos horarios ni fríen con el mismo aceite, ya lo sabemos. Aparte de ser cansino y de no llevar ninguna parte, te hace más difícil entender las lógicas locales. Dedícate a asumir las novedades y a aceptarlas.

En tu mano y en la de tus circunstancias quedará si tu estancia en el extranjero será temporal o definitiva. Si aún no te has ido, es pronto para decirlo, porque las perspectivas cambian mucho, ya verás. Pero tú no te presiones y procura vivir la experiencia con una mente abierta y orientada a aprender de lo malo y disfrutar de lo bueno.

Si has vivido fuera de España, comparte con nosotros el consejo definitivo.

#Spotyourlife!!

Si estás pensando en irte a vivir fuera, quizá también te resulte útil leer alguno de estos artículos para que la experiencia no sea difícil: