Texto por Sabrina Andrea Sachs – Traducción de María de los Ángeles Morales

Como alguien que se ha mudado en numerosas ocasiones (12 veces para ser exactos), me considero una experta en mudanzas. Pero hasta que no descubrí el minimalismo, no me di cuenta de que también era la clave de cómo ahorrar dinero al cambiar de casa.
En el pasado, contraté personal de limpieza y servicios de mudanzas profesionales cuando tenía prisa, pero la mayoría de las veces, lo hice todo yo misma, con la ayuda de amigos y alquilando una furgoneta. Llené maletas con libros y envié mis utensilios de cocina al otro lado del mundo.

He gastado mucho dinero.

Pero después de dos años viviendo con solo una maleta, aprendí a vivir como una verdadera minimalista. En la actualidad, por fin puedo compartir con vosotros mis errores, las lecciones aprendidas y cómo NUNCA volveré a gastarme una fortuna en llevar cosas de una casa a la siguiente.

hombre-con-cajas

El minimalismo, como estilo de vida, es el arte de dejar ir.

Los beneficios de mudarse siendo minimalista

Tener menos cosas tiene beneficios, obviamente, pero merece la pena debatir por qué merece la pena mudarse en plan minimalista.

1. Será una mudanza más barata

Algunas de las varias veces que me mudé, tuve que pedir ayuda a mi hermano, a mi padre, a un amigo con una furgoneta o, lo que es peor, a una empresa de mudanzas de alquiler. Estos servicios tienen un precio alto. Incluso si te trasladas para pasar un año sabático, hacer unas prácticas o estudiar en el extranjero, tendrás que almacenar tus cosas en algún sitio.

moving

Empaquetar es lo peor
En una ciudad como Londres, puede costarte tanto como el alquiler en sí. ¿Seguro que necesitas almacenar todas esas cosas?

2. Si tienes menos cosas, necesitarás menos espacio

Como he vivido en mis propias carnes cómo es vivir en un espacio más reducido y con menos cosas, ahora alquilo un apartamento pequeño que, obviamente, es más barato que si hubiera tenido que guardar cosas de mi pasado. Hablando de números: me ahorro alrededor de 300€ al mes porque alquilé un apartamento pequeño y no tengo coche, lo que me hace ahorrarme aproximadamente otros 200€ en garaje. Así que unos 500€ al mes de ahorro suponen unos 6.000€ al año, lo que equivale a 2/3 viajes chulos el año que viene. ¡Hola, Cuba!

3 Sin estrés, pequeña

Cuando me mudé a mi nuevo cubículo, me llevé 2 maletas. En autobús. En deshacerlas tardé 15 minutos, o incluso menos. Y ya está. Esto es todo lo que tengo aquí ahora (bueno, me compré algunas plantas, ya que me estoy dando otra oportunidad como asesina en serie de plantas), pero eso es más o menos todo. Una vez que me traslade, se las daré a mi madre, ya que ella tiene el pulgar más ecológico del mundo.
Tengo exactamente 34 artículos en mi armario (incluidos vestidos, calcetines, bikinis...), 3 pares de zapatos, mi bicicleta, mi taza favorita, mi oficina portátil (es decir, mi ordenador portátil, el ratón, un cuaderno y mi agenda). Vale, lo admito: también me traje 19 libros, pero esa es mi obsesión por la pasión y la estantería se veía muy triste tan vacía, ¿verdad?

maletas

Entonces, ahora que conoces los beneficios de una mudanza minimalista, también puedes tomar las siguientes medidas para implementarlas cuando te mudes de casa.
Cómo abrazar el Minimalismo: la Clave para Ahorrar Dinero cuando Te Mudas de Casa
Todo el mundo sabe que vivir con menos es la clave para ahorrar un montón de dinero, no solo comprar menos cosas hará que tengas más efectivo en el bolsillo. Al tener menos desorden en tu vida también podrás trasladarte de un sitio a otro de una manera más rápida y barata. Veamos cómo.

Guardar, sortear, vender, regalar

En cuanto comiences a clasificar tus cosas, crea cuatro montones o bolsas / cajas grandes. Etiquétalos con las palabras de arriba y nunca muevas nada de un montón a otro. Cuando estén llenos, llévalos a una tienda de caridad, anúncialos online, empaquétalos o regálalo.

rueda-de-bicicleta

Planifica con antelación qué hacer con los muebles

Identifica los artículos y muebles más grandes que te quieras conservar y organiza el traslado a tu nuevo hogar. Cuanto antes lo reserves, más barato será.
Empieza a vender los muebles que ya no quieras lo antes posible, para que puedas conseguir mejores precios. Pregunte a tu alrededor, a amigos y familiares que quizás estén buscando algo de lo que te vas a deshacer. Facebook también puede ser una potente plataforma para vender cosas en tu zona.

Deshazte ya de tu desorden

Clasificar tus cosas es una parte crucial del proceso de mudanza. Antes de comenzar a llenar esas grandes bolsas negras, debes establecer algunas reglas respecto lo que es basura y lo que no. Marie Kondo sugiere deshacerse de todo lo que no trae alegría, personalmente, mis sartenes y utensilios de cocina no me dan una alegría especial, pero ahorrar dinero comprándolos de nuevo, sí. Así que, sin ser tan drástico como la Reina de la magia que cambia la vida al poner orden, te sugiero que guardes todos los utensilios y cosas que usas todos los días, pero que te deshagas de los que compraste y nunca hayas usado. Lo mismo ocurre con los zapatos y la ropa que no te pusiste el año pasado.

Empieza con tiempo y organízate

El mejor consejo que puedo dar es empezar con tiempo. Incluso si tienes pensado mudarte en seis meses. Empieza hoy. Primero, ve a tu armario y deshazte de cualquier cosa que no te hayas puesto en un tiempo. Luego revisa tu correspondencia, escanea y guarda lo que sea importante y deshazte del resto. Haz un plan semanal / mensual sobre cómo vas a ir despejando el resto de su hogar. Escribe en tu agenda las habitaciones que tienes la intención de vaciar cada día / fin de semana.

maleta

Deshazte de los regalos que no te gustan

¿De verdad utilizas esa taza que pone “MEJOR AMIGO” que te regalaron hace 7 navidades? Si no, tiene que irse. No te sientas culpable si regalas o tiras, no es porque sea una persona horrible, si no práctica. Si quieres conservar el recuerdo de un regalo que te gusta, pero no lo usas, tal vez puedas hacer una fotografía y luego llevarlo a una tienda de caridad. Alguien necesitado podría recogerlo y darle un buen uso. Si en la tienda de segunda mano de tu zona no aceptan algunos artículos, asegúrate de consultar The Freecycle Org, que recopila una red de 9 millones de miembros en todo el mundo que intercambian material de manera gratuita en sus propias ciudades y evitan que las cosas buenas acaben en los vertederos.

Consigue MUCHAS cajas pequeñas. Y cinta de embalar que sea resistente

Da igual que los compres o que los consigas en una librería. Cuanto más pequeñas sean las cajas, mejor. Tu espalda te lo agradecerá y, cuando lleguen al destino, serán mucho más fáciles y rápidas de colocar. Luego, compra cinta de embalar que sea muy resistente, no querrás que tu preciosa vajilla se rompa en el suelo de tu nuevo hogar, ¿verdad?

Si lo necesitas, compra plástico de burbujas para los artículos de tecnología como la TV, los ordenadores, y la cristalería.

No te desvíes de tu objetivo

Cuando nos ponemos a ordenar, es fácil perderse entre los recuerdos conforme nos vamos encontrando imágenes, cartas y diarios. Pero recuerda: tienes una misión. Por lo tanto, no pierdas el tiempo y valora cada elemento:

  • Deshazte de todo lo que puedas necesitar en el futuro: si no lo has usado en un tiempo, no lo necesitarás en el futuro.
  • ¿Cuándo fue la última vez que usaste esta olla?
  • ¿Está roto? ¿O me queda bien?

Ve haciendo inventario conforme empaquetas

Puedes poner nombre o números a las cajas. Si prefieres esta última opción, asegúrate de elaborar un inventario de tus cosas para que cuando lleguen a tu nuevo hogar, puedas encontrar rápidamente lo que estés buscando. (Un inventario online en tu teléfono sería perfecto y menos probable que se pierda).

etiquetas

Haz la maleta como para un fin de semana

Por último, una vez que hayas empaquetado la mayoría de tus cosas, prepara una maleta con lo esencial que necesitarás en tu primera noche. Como si te fueras de fin de semana. Quizás puedas incluir algo para picar encima de tu cepillo de dientes y una toalla.

portatil

¡Y eso es todo, amigos!

Mudarse puede ser increíblemente estresante. Solo mi duodécima y última vez, fue fácil, sencillo, rápido y divertido. Me encanta mirar a Audrey sentada en mi bicicleta junto a mi pequeña jungla de escaleras en la esquina. Al ser una nómada digital, siempre estoy en movimiento, me siento increíblemente revitalizada por la idea de poder empaquetar mis cosas y partir hacia mi próxima aventura en menos de 10 minutos.

Si quieres aprender más sobre el minimalismo, te recomiendo que eches un vistazo:

Mi artículo: Cómo ser minimalista me ayudó a mis viajes
Libro: Lo más de lo menos, de Joshua Becker
Documental: Minimalismo: un documental sobre las cosas importantes para los minimalistas
Sitio web / Blog: Sé más con menos

¿Cómo fue tu última mudanza? Echa un vistazo a Spotahome y encuentra el mejor alojamiento para alquilar.

¿Necesitas algunas estrategias para ayudarte a elegir un nuevo barrio? Sigue leyendo: