Texto por Sabrina Andrea Sachs – Traducción por María Ángeles Morales

Ya sé que te has esforzado mucho durante el curso académico y la idea de trabajar durante el verano no te entusiasma precisamente. Yo también he pasado por ahí. Sin embargo, hacer prácticas durante el verano puede ofrecerte enormes beneficios en el futuro.

Aquí tienes 6 razones por las que deberías hacer prácticas en verano:

1. Red de contactos

Una vez hayas dejado atrás la vida estudiantil, te darás cuenta de lo importante que es conocer a la gente adecuada. Por supuesto que la formación y tu CV son relevantes, pero tener los contactos oportunos será de vital importancia a la hora de encontrar trabajo.
Durante las prácticas podrás conocer gente e intercambiar puntos de vista dentro del ámbito profesional de tu interés, lo que implica que, posteriormente, cuando estés buscando trabajo, ya te conocerán (CONSEJO: haz que te recuerden, ¡pero por cosas buenas!)

Dinero

2. Ganar Dinero

Quizás sea complicado, pero si estás buscando prácticas online, puedes filtrar aquellas que incluyen alguna remuneración. Aunque sea poco, será mejor que nada, ¿no? Así que en vez de perder el tiempo trabajando en verano en algo que no tiene nada que ver con tu objetivo profesional, puedes trabajar en un sector en el que puedas aprender algo mientras obtienes algunos ingresos.

3. Conocerte Mejor a Ti Mismo

Al hacer unas prácticas profesionales en un campo en el que piensas desarrollar tu carrera futuro, adquirirás los conocimientos básicos de la carrera que hayas elegido. Así, podrás averiguar si el trabajo es exactamente lo que buscas o no. Recuerda que cambiar de carrera no es imposible, pero seguramente te llevará tiempo y dinero.

Curriculum

4. Redacta tu CV

Tener un buen CV es esencial para que te los reclutadores y empleadores potenciales te llamen el primero. Pero aunque tengas las mejores notas en la universidad, la experiencia laboral es lo que realmente importa. Muchos estudiantes terminan su periodo de formación sin hacer ninguna actividad extra, pero si haces unas prácticas durante el verano podrás destacar entre la multitud y tendrás más oportunidades de que te llamen. A las empresas les encanta la gente joven que van más allá de sus límites y obligaciones estudiantes para adquirir experiencia laboral mientras aún están estudiando.

5. Trabaja la Confianza en Ti Mismo

Independientemente de donde hagas tus prácticas durante el verano, hay algo seguro: aumentarán la confianza en ti mismo. Eso te ayudará a crecer como persona, además de como profesional. Recuerda que es importante tener confianza, pero la arrogancia es otra cosa.

Trabajo

6 Adquirirás Nuevas Habilidades

Has estado estudiando mucho durante el curso, pero hacer unas prácticas durante el verano es como dar un salto en cohete hacia Marte. El camino es mucho más rápido y aprenderás cosas mucho más prácticas que las que hayas visto en clase. En definitiva, que tras un verano haciendo prácticas obtendrás un montón de nuevas habilidades que antes no tenías y que tus profesores y futuros empleadores valorarán mucho.

Más información sobre cómo encontrar prácticas aquí: