A lo mejor acabas de terminar la carrera, quizás tienes ganas de intentar trabajar por tu cuenta en otro país o puede que, simplemente, estés pensando en dar un giro a tu vida. Ir al extranjero a trabajar y aprender otra lengua es el camino que muchos hemos seguido alguna que otra vez. Realmente ayuda a ampliar horizontes, aprender a desenvolverse en un entorno nuevo y a conocerse mejor.

Entre el laberinto de ofertas de trabajo independientes, webs de empleo, agencias especializadas en encontrar trabajo fuera como estas, ideas para lanzarte como freelance o nómada digital y demás recovecos del mercado laboral internacional destacan los programas para trabajar fuera de España. Aquí te presentamos los mejores, los más importantes y alguno que quizás te sorprenda.

Las características y ventajas de los programas para trabajar en el extranjero

¿De qué estamos hablando cuando nos referimos a estos programas? A iniciativas de instituciones públicas o privadas que ofrecen una estancia de media duración en un país extranjero asociado a un trabajo. De nuevo se entrecruzan agencias (cuyos servicios se pagan) e instituciones (a los que te presentas, normalmente en el marco de una beca).

programas-trabajar-fuera-2

La principal ventaja que ofrece uno de estos programas es que ya te dan buena parte de la tarea hecha y no te vas “a la aventura”. El puesto de trabajo suele estar buscado y te facilitan enormemente el papeleo. La desventaja: necesitas cumplir ciertos requisitos y ciertos plazos; y, claro está, no eres el único o única al que se le ha ocurrido esto de los programas de trabajo fuera de España…

  • ICEX: Es el Instituto de Comercio Exterior y depende del Ministerio de Economía español; gente seria. Se centran en los sectores del comercio exterior y las relaciones internacionales, y aparte de trabajos externos también cuenta con una tupida red de oficinas por todo el mundo. Te recomendamos que busques en las secciones “Becas ICEX” y “Empleo internacional”
  • Becas Argo: Es un programa del Ministerio de Educación para licenciados que quieren realizar sus prácticas en el extranjero. Hay más de 300 destinos disponibles de entre 6 y 10 meses para menores de 35 años en empresas ubicadas en los cinco continentes. Es de esperar que en 2018 haya una nueva convocatoria.
  • IAESTE: Una de las instituciones más serias y con más raigambre en cuanto a la movilidad de personas que quieren hacer prácticas remuneradas en el extranjero. Los miembros de la asociación encuentran grandes facilidades e incluso pueden ser becados para trabajar fuera de España (especialmente aquellos con perfil técnico o científico).
  • Eurodisea: Este es otro interesante programa para realizar prácticas en empresas en Europa, en este caso vinculado a la Asamblea de las Regiones de Europa. Una estancia de entre 3 y 7 meses con alojamiento y curso de idiomas incluido. Problema: sólo los originarios de Cataluña, Comunidad Valenciana y Murcia (los miembros de la AER en España) pueden participar.

El dinero no lo es todo

  • WWOOF: Las World Wide Opportunities on Organic Farms (que es lo que significan las siglas) son harina de otro costal. Trabajarás en granjas en casi cualquier lugar del mundo, pero a cambio de comida y alojamiento. Una buena forma de asomarte a una nueva cultura, pero rico no te vas a hacer. Aprenderás un montón, eso sí (yo no desdeñaría el potencial de la agricultura ecológica); a tocar la flauta seguramente también.
  • Servicio de Voluntariado Europeo: ¿Te atrae el voluntariado? Échale un vistazo a este programa para trabajar en el extranjero como voluntario. De nuevo, en este caso es la experiencia (y por supuesto el idioma) lo más enriquecedor con lo que vas a volver. Este otro enlace te explica las opciones con Unicef para perfiles con más experiencia.

programas-trabajar-fuera-3

Ah, un par de sugerencias. O tres. Puede ser buena idea que te vayas perfeccionando un idioma (el del sitio donde quieres ir, para ser más exactos); una buena forma son unas clases online con nativos como estas. Cuando la cosa esté algo más madura seguramente tengas que buscarte también un sitio para vivir y, si al final lo de irte es seguro, quizás te interesen estos consejos para mudarte al extranjero.

Ahora a lo mejor te parece que tienes por delante un largo y duro trabajo para participar en alguno de estos programas para trabajar fuera de España. No te vengas abajo, piensa que merece mucho la pena el esfuerzo. Y no olvides que siempre puedes recurrir a una agencia o irte por tu cuenta, que también tiene su gracia.

Si tienes cualquier comentario, pregunta o sugerencia ¡aquí tienes tu espacio para compartirlos con todos nosotros!