Texto por Mandy Lutman – Traducción de María de los Ángeles Morales

Uno nunca se aburre de París. Entre los museos, sus famosas atracciones turísticas, las tiendas y la comida, apenas hay tiempo para ver otras cosas. Pero la verdad es que París tiene muchas cosas diferentes que puedes visitar, perfectas para quienes han visitado la ciudad varias veces y necesitan nuevas emociones.

1. Ruinas Romanas

París no es solo arte y moda contemporáneos. En realidad, puedes encontrar varias ruinas romanas que merece la pena visita. Te aconsejo la visita autoguiada de Archaeology Travel a más de 15 ruinas romanas en los alrededores de París.

2. Sube a los Miradores

No es necesario que hagas cola para subir a la Torre Eiffel si quieres tener las mejores vistas. Aquí tienes algunos de los mejores miradores de París y ¡con muchos menos turistas!

  • Terrasse du Printemps Haussmann
  • La 9ª Planta del Holiday Inn Paris, en Rue Dantona
  • Parc de Belleville
  • La Ruta de Montparnasse

vistas

En todas y cada una de ellas conseguirás preciosas y exclusivas fotos de París.

3. Paris de Noche

La mayoría de la gente visita París durante el día y luego regresa a su hotel para despertarse radiante y temprano y el primero de la fila. Pero la verdad es que por la noche París parece una ciudad nueva. "Medianoche en París" nos mostró lo hermosa que es París por la noche y con toda seguridad hay algo de cierto en eso. Así que sigue, pasea por las calles, pasa por los puntos más conocidos o incluso haz un romántico crucero por el río Sena.

arco-del-triunfo

4. Visita un Bonito Cementerio

Conmovedoramente bello son las palabras que describen a varios de los cementerios que hay alrededor de París. Claro que puede ser algo poco frecuente, pero si la fotografía es lo tuyo y solo necesitas hacer un viaje espiritual, pasa por Père Lachaise. Con 44 hectáreas, es el cementerio más grande de París y aunque es espeluznante, te ofrece una sensación terriblemente pacífica si das un paseo por sus caminos.

5. Encuentra Mosaicos Artísticos

Si caminas por París, es posible que veas algunos extraños mosaicos artísticos que invaden algunos espacios. Estos pertenecen a un artista de los años 90 conocido con el sobrenombre de Invader. Son piezas de arte coloridas y, aunque son pocos, suponen una especie de búsqueda del tesoro perfecta para aquellos que quieren hacer algo diferente en esta la ciudad.

6. Participa en Nuit Blanche

El primer sábado de octubre es un día especial en París y en el que participan muchos de sus habitantes. Se llama Nuit Blanche (la Noche en Blanco), también conocida como la noche de París. Este día, la gente permanece despierta toda la noche y participa en alguno de los muchos eventos artísticos de la ciudad. Es una exhibición de arte completa y no te la puedes perder si buscas una aventura nocturna ligeramente diferente.

7. Un Paseo por los Canales

Mucha gente opta por ver París en el río Sena, pero la verdad es que vivirás una experiencia totalmente diferente si das un paseo por los canales. También podrá encontrar algunos de los monumentos más antiguos de la ciudad, ligeramente diferentes de las atracciones turísticas populares más habituales. Además, puedes encontrar muchos pequeños mercados y cafeterías, ¡te sentirás como un auténtico parisino!

rio

8. Un Paseo en un Globo Aerostático

Pero no es solo un paseo en un globo aerostático cualquiera. ¡Parc André Citroën tiene el globo de aire caliente más grande del mundo! El viaje te eleva muy por encima de los tejados de París y ofrece una vista extraordinaria que tienes que ver por ti mismo.

9. Saca al Artista que llevas dentro en 59 Rivoli

59 Rivoli quizás sea una de las cosas más interesantes e inusuales que se pueden encontrar en París. En algún momento alrededor de 1800, el edificio de 59 Rivoli estaba ocupado de manera ilegal y era especialmente popular entre los artistas. Años más tarde, este bloque de seis pisos se convirtió legalmente en un edificio residencial: tiene con 30 estudios y ofrece un alquiler mínimo a los artistas parisinos. Se puede visitar todos los días de 13.00 a 20.00 (No abre los lunes).

10. Visita la Casa de Nicolas Flamel

Para todos los seguidores de la saga de Harry Potter que solo necesitan un poco de magia en la vida real, ¡existe Nicolas Flamel! La casa del famoso alquimista es conocida como la casa de piedra más antigua de la ciudad y se encuentra en 51 rue de Montmorency. La casa la contruyó el propio Nicolas Flamel y en la actualidad alberga un restaurante llamado Auberge Nicolas Flamel.

Howarts

¿Qué cosas diferentes has hecho en París? ¡Cuéntanoslo en los comentarios!

Si te ha gustado este artículo, no te pierdas: