-Texto original por Mandy, traducción por Andrés Varela-

Como ya habréis podido leer en el título de este artículo, Dublín cuenta con varias islas que se encuentran a tan solo unas horas en barco de la ciudad. ¡Así que si vivís en Dublín y tenéis ganas de cambiar de aires, seguro que esta guía os será de gran ayuda para vivir una nueva aventura!

Isla de Rockabill

La isla de Rockabill es, en nuestra opinión, la isla más interesante de Dublín; sobre todo porque es la que se encuentra más alejada. ¡Resulta sorprendente poder encontrar un pedazo de tierra tan pequeño en medio de la nada! En realidad, Rockabill está formada de dos pequeñas islas (y cuando decimos pequeñas, queremos decir muy pequeñas). Aquí no podréis encontrar mucho más que un faro que fue construido en 1850. Pero el punto fuerte de la isla es la colonia de gaviotas autóctona de la isla cuya especie se conoce como charrán rosado. ¡En 2014, se publicó una oferta laboral para trabajar como ornitólogo en la isla de Rockabill con un salario de 400 € semanales, por lo que dos personas, apodadas los náufragos de Rockabill, permanecieron en la isla durante tres meses!

Screen-Shot-2018-06-23-at-12.40.52
Fotografía por: Piers Scott (Google Maps)

Cómo llegar a la isla de Rockabill: Reservar una visita en barco en Skerries Sea Tours, la visita también os permitirá visitar la siguiente isla.

Isla de Lambay

Además de tener un nombre la mar de chulo, la isla también cuenta con un paisaje precioso. No cabe la menor duda de que es uno de los paisajes más románticos de Irlanda, pero para los habitantes de Dublín también es el escenario perfecto para una vivir una aventura. Al igual que ocurre con la otra isla, se trata de un paraíso terrenal para la observación de aves y relajarse con el sonido de las olas. La isla de Lambay es un lugar de ensueño que cuenta con un chalet precioso conocido como la Casa Blanca, un castillo que en su día permaneció totalmente aislado de la sociedad. La familia que posee dicha propiedad ofrece tan solo un número de visitas limitadas al año, durante las que podrás escuchar historias sobre la isla de boca de auténticos isleños. La Casa Blanca también ofrece visitas privadas para ocasiones especiales. Podréis encontrar más información en su página web.

Screen-Shot-2018-06-23-at-12.26.13-1
Fotografía por: David Quigley (Google Maps)

Cómo llegar a la isla de Lambay: Solicitar una visita guiada en Skerries Sea Tours o con los dueños de la isla.

Islas Skerries

Las islas Skerries reciben el nombre de un pueblecito cercano a Dublín, que como podrás adivinar, se llama Skerries. Las islas están formadas por cinco superficies de tierra que se agrupan en tres mayores: la isla Shenick Island, San Patricio y Colt. Aunque la isla no ofrece ningún tipo de alojamiento, merece la pena pasar el día visitándolas. La isla Shenick cuenta con la llamada la torre de Martello, que fue construida en el siglo XIX. En las otras dos islas también podrás encontrar algunas ruinas, ¡pero el hecho más fascinante es que se puede acceder a ellas a pie!

Screen-Shot-2018-06-23-at-12.39.30
Fotografía por: Andy Jamieson (Google Maps)

Cómo llegar a las islas Skerries: La mejor forma de visitar las islas es apuntarse a una visita guiada a pie cuando la marea se encuentra en su punto más bajo.

El Ojo de Irlanda

El Ojo de Irlanda, también conocido como Inis Mac Neasáin, es una pequeña isla desierta, pero que cuenta con un paisaje magnífico. La isla se encuentra a unos pocos minutos en barco desde Howth, lo que la convierte en un lugar perfecto para una escapada diaria. La isla es famosa por su monasterio y su iglesia, cuya construcción se remonta al 700 d. C., cuyas ruinas todavía siguen en pie. Como no mucha gente sabe de la existencia de esta isla, su paisaje está prácticamente inalterado; por lo que ofrece una verdadera experiencia a los que busquen pasar un día rodeados por la naturaleza.

Screen-Shot-2018-06-23-at-12.27.50
Fotografía por: Padraic Reid (Google Maps)

Cómo llegar al Ojo de Irlanda: Reservar una visita guiada en Island Ferries.

Isla Dalkey

Aunque la isla Dalkey no sea muy grande, visitarla durante la primavera es una de las experiencias más auténticas de la zona de Dublín. Esta tranquila isla contiene las ruinas de una iglesia cristiana construida a comienzos del siglo XIX y al estar deshabitada, podréis disfrutar de un paseo sin nada más que la naturaleza, el océano y vuestra persona.

Screen-Shot-2018-06-23-at-12.29.59
Fotografía por: Alberto Hernández González (Google Maps)

Cómo llegar hasta la isla Dalkey: Podéis observar la isla desde el Killiney Hill o coger un barco desde el Dalkey Castle & Heritage Centre.

Isla Bull

Ya para terminar, haremos mención de la isla más cercana a Dublín. A esta isla podremos llegar caminando, ya que está conectada a tierra a causa de la construcción de los muros de Great South y North Bull. La isla es famosa por su fauna y campos del golf. Aunque esta isla no sea tan auténtica y salvaje como las demás, merece la pena venir a pasar el día.

1200px-IMGDollymountStrand_3649w

Cómo llegar a la isla Bull: Coger el autobús 130 en Dublín o atravesar el puente de Bull en coche.

¿Habéis visitado alguna de las islas de Dublín? ¿Qué os parecieron? ¡Podéis compartir vuestras experiencias en los comentarios!

Aquí tenéis algunos artículos para descubrir más sobre Dublín:

Las 4 mejores Excursiones desde Dublín
Cómo Aprender Inglés en Dublín
Los Mejores Festivales de Irlanda
Qué Visitar en Dublín en 24 Horas: Guía de Viaje Express
Las 6 Expresiones del Slang Irlandés que no te Puedes Perder