Pagar recibos no le gusta a nadie, eso está claro. Pero cuando vamos un poco justo de dinero o cuando los recibos nos ponen los pelos de punta, sabemos que es el momento de hacer algo al respecto: es el momento de ahorrar dinero en los recibos. Sea como sea. Te pasamos algunas ideas y truquitos bastante eficaces que hemos reunido a base de experiencia y mucho internet.

Bueno, pongamos las cartas sobre la mesa antes de ir más lejos. La mejor manera de ahorrar dinero en los recibos de casa es, atención al hallazgo, gastar menos, o sea, consumir menos. Si no te gustan las respuestas chorras, no hagas preguntas chorras… Bueno, me imagino que ya has probado y no es una opción viable. Vamos con otra cosa.

Otra cosa. Hay recibos y recibos. En algunos casos es simplemente imposible. En cuanto al recibo de alquiler, por ejemplo, la única opción es renegociar el precio con tu casero. Otra estrategia podría ponerse en marcha si es necesario hacer algunos arreglos, ya que podrías asumir el coste a cambio de una reducción del alquiler y, si eres hábil, salir ganando. Pero son casos poco frecuentes.

Así que aquí vamos a hablarte básicamente de los recibos más importantes, los recibos de lo que llamamos suministros, es decir, electridad, agua y teléfono/internet. Esos no faltan en ningún alquiler, son como esos compañeros de piso que no nos caen nada bien pero seguimos con ellos año tras año no se sabe por qué extraña inercia, magia o castigo divino.

NOTA: Y para tu próximo alquiler… Si consultas cualquier propiedad ofrecida en la web de Spotahome podrás comprobar al detalle qué gastos van incluidos en el precio y cuáles no.

¿Seguro que lo de gastar menos no te vale? Pues es un consejazo muy repetido a lo largo y ancho de la red. Bueno, vamos allá…

El Recibo de Electricidad

Este es uno de los más gordos y desagradables, porque tiramos mucho de luz, es cara y no deja de subir. Algunos de nuestros consejos son de esos parches ingeniosos que ayudan un poquito, otros requieren cierta inversión, pero a la larga se nota el ahorro. Ojo, que hay mucho bulo.

Estamos dando por supuesto que tienes calefacción eléctrica, lo que puede o no ser el caso, claro. Si tu calefacción (y la manera de calentar el agua) funciona con gas u otro sistema, los consejos que te damos a continuación relacionados con calefacción siguen siendo aplicables (sólo tienes que aplicarlos a tu recibo del gas. Obvio.)

ahorrar-recibos-2

  • Contrata la potencia necesaria. A veces tenemos más Kw de los que necesitamos.
  • Da preferencia a los electrodomésticos más eficientes en cuanto a consumo.
  • Pequeños ahorros: usa bombillas LED, evita el modo stand-by etc.
  • Usa temporizadores para programar la calefacción, el termo...
  • Coloca sobre los radiadores piedras refractarias que emitan calor lentamente.
  • Compara con las tarifas de la competencia (y quédate con la mejor, claro).
  • Y para eso te recomendamos que uses Watiofy, su comparador es I-N-C-R-E-Í-B-L-E.

El Recibo del Agua

Una buena parte del recibo del agua en nuestro país va asociado a cuotas fijas relacionadas con los servicios de limpieza y recogida de basura, así como con algunas de las llamadas ecotasas. Todo eso no hay quien lo reduzca… En todo caso, siempre hay una forma (o varias) de ahorrar un poco:

  • No despilfarres agua (aprovecha hasta la última gota; trucos). Suena obvio, pero…
  • No despilfarres agua. Sí, otra vez. Ya no por la factura, sino por el planeta.
  • Agrupa tus suministros con un solo proveedor de servicios, si es posible en tu zona.
  • Contrata a un zahorí e intenta hacerte tu propio pozo. Esta es a lo desesperado.

ahorrar-recibos-3

El Recibo del Teléfono/Internet

Otro recibo que nos pone los pelos de punta, sobre todo sabiendo cómo está la cosa en Europa. Las tarifas planas son un chiste, las ofertas, un chiste malo. Se nota que no me caen bien, ¿verdad? Las compañías de telefonía están entre las que nos saquean con mayor eficiencia, no tengas piedad con ellas.

  • Calcula lo que necesitas, usa una web comparadora y contrata en consecuencia.
  • Infórmate bien de la tarifa, lo que no incluye, los impuestos…
  • Intenta usar formas gratuitas de comunicación, sea una aplicación o dar unas voces.
  • Pasa del fijo. En serio, plantéate sacar esta antigualla de tu vida.
  • Un cambio de compañía de vez en cuando es una forma eficaz de obtener descuentos.

Si nada de esto funciona, aún queda una solución: dejar de pagar tus recibos. Es un poco radical, y la desaconsejamos vivamente, sobre todo a partir de septiembre, cuando el frío arrecia. Además, ten en cuenta que este tipo de desobediencia civil hace muchos años que dejó de tener buena prensa; quiero decir que probablemente pronto vengan unos señores a dejarte una carta muy desagradable, así que tú verás (¡y nosotros no te hemos dicho nada!).

No te creas, que este tema lo controlamos bastante en nuestro blog. Lo de no pagar no, lo de ahorrar en los recibos. Para muestra, tres botones:

Consejos para Controlar la Economía Doméstica
Recibos de Alquiler en España: Todo lo que Necesitas Saber
Los 10 Mejores Consejos para Ahorrar Dinero si Eres Estudiante

Si conoces otras formas de ahorrar en las facturas, compártelas con nosotros, somos todo oídos.